“El Govern ha abandonado al comercio mallorquín”, según PIMECO

La Dirección General de Comercio y Empresa ha otorgado la licencia comercial a Carrefour Property para la promoción de un nuevo centro comercial en Palma. En total, la filial inmobiliaria de Carrefour invertirá 120 millones de euros con el desarrollo del mayor centro de la isla, un complejo de 65.000 m2.

El proyecto queda así absolutamente consolidado y da un paso definitivo que posibilita la continuación de tramitaciones de licencias de construcción, cuya solicitud se presentará en el ayuntamiento tras las vacaciones de verano.

La patronal del comercio PIMECO ha afirmado que la decisión del Govern de autorizar esta construcción en el Coll d’en Rabassa “supone la prueba definitiva de que el Ejecutivo balear ha dado la espalda al comerciante mallorquín”.

En este sentido, la patronal ha denunciado en un comunicado que “con sus proyectos faraónicos el Govern está creando una ‘burbuja comercial’ que no se corresponde ni de lejos a la demanda existente”. Ante esto, la patronal teme que el actual equilibrio de la planta comercial mallorquina quedará reducido en breve a “un monopolio de grandes operadores comerciales”.

“El macrocentro comercial de Coll d’en Rabassa y el centro comercial que se acabará construyendo en Ses Fontanelles implicarán además una concentración del comercio en Palma en detrimento del resto de la isla” ha continuado PIMECO, para la que “la oferta comercial de los pueblos de Mallorca será la mayor perjudicada”.

Finalmente, PIMECO ha puesto en duda el beneficio que aportará para los consumidores el proyecto de Coll d’en Rabassa. “Este centro comercial acelerará la destrucción del tejido comercial y urbano de la isla” ha concluido la patronal.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.