Sin Pere Terrasa la compra del Mallorca es un caramelo envenenado

El futuro comprador del Mallorca no tendrá nada fácil hacerse con el club bermellón. Aunque serra Ferrer y Jaume Cladera quieran ignorar los derechos de Pere Terrasa., el ex-Director General del club tiene mucho que decir

Cuando se juntaron los tres y se hicieron con el 70 por ciento del paquete accionarial del Mallorca (repartido en un 40% para Serra Ferrer, 25% Pere Terrasa y un 5% Jaume Cladera) sindicaron las acciones. Es decir, que estos tres socios firmaron un derecho preferente a compra si alguno de ellos quería vender dichas acciones. Por lo tanto, si el de Sa Pobla y el Presidente quieren vender su paquete accionarial, antes deberán ofrecerle un porcentaje estipulado (entre el 8 y el 12 por ciento) a Terrasa. Eso haría que el nuevo comprador que entrara en el Mallorca estaría atado de pies y manos. Ya que no contaría con la mayoría accionarial que estaría en poder del ex-Director General y de Utz Classen con el 54% de las acciones.

Esta circunstancia es escondida a los futuros compradores del equipo bermellón. Serra Ferrer no les explica que si compran el paquete accionarial que les ofrece, se encontraran con una demanda de 2’5 millones de euros que interpondrá Pere Terrassa por vulnerar su derecho preferente a compra. Además el juez pignorará las acciones como medida cautelar y por lo tanto no tendrán la mayoría accionarial del club.

Por otra parte, Mallorca Confidencial puede adelantar que muchos de los compradores que se han interesado por el club bermellón, después de hablar con Serra Ferrer se han puesto en contacto con Pere Terrasa. Y cuando les ha explicado lo anteriormente relatado, se han puesto las manos en la cabeza y han dado un paso atrás en su posible interés.

Otro de los escollos que se encontraría el futuro comprador y que Serra Ferrer esconde. Es que si quieren nombrar a un Consejero Delegado deben contar, según los estatutos del club, con el beneplácito de dos tercios del consejo de administración para su designación. Por lo tanto, deberían estar de acuerdo Pere Terrassa y Utz Claassen.

Esta es la prueba de que por mucho que quieran Serra Ferrer y Jaume Cladera con sus artimañas, no pueden borrar del mapa del Mallorca a Pere Terrasa y Utz Claassen

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.