Empate sin goles del Mallorca contra el Feyenoord

El Mallorca ha conseguido irse del estadio De Kuip sin encajar un gol. Empate a cero ante el Feyenoord en el día de su presentación y ante un equipo que este año luchará en la Champions League. El equipo de Joaquín Caparrós ha demostrado una gran solidez defensiva al anular cualquier opción de los de Koeman aunque los holandeses disponían de las mejores ocasiones.

Joaquín Caparrós utilizaría ante el Feyenoord un equipo muy similar al que sacaría por primera vez en pretemporada ante el Standard de Lieja. Así Aouate estaba bajo palos, Ximo entraba en el lateral derecho con Nunes, Ramis y Antonio López en defensa. Pina y Javi Márquez volvían a hacerse con el centro del campo asistidos por Alfaro y Pereira en bandas; Álvaro y Víctor serían la dupla atacante.

Con más de 30.000 personas en las gradas del estadio De Kuip de Rotterdam, el Mallorca se enfrentaba a un rival que este curso jugará Champions. Una mayor exigencia sería la que sentirían los futbolistas bermellones y se saldría al césped con una gran actitud. Ya en el minuto dos llegaría el primer aviso. Antonio López centraba desde prácticamente la línea de fondo para que Víctor rematara de cabeza. El disparo del mallorquín se iba alto. El primer tiempo sería muy igualado aunque el Mallorca sí tenía que emplearse a fondo en defensa para evitar que el Feyenoord se adelantara. Antes del final del primer tramo Hemed tenía que sustituir a Álvaro debido a que recibía un fuerte golpe en el pie derecho.

En la reanudación Ramis se quedaría en el banquillo por Charlie Took. El del central no sería el único; luego Martí entraría por Javi Márquez, Arizmendi por Pereira, Bigas por Víctor.

El Feyenoord salía con mucha más intención en el segundo tiempo y el Mallorca, trataba de aprovechar las ocasiones a la contra. Los de Koeman tendría la ocasión más clara del encuentro en el minuto 77 cuando Immers de cabeza remataría un saque de falta que se estamparía en el palo largo. Portería a cero y un Mallorca sin bajar los brazos. Dos minutos después Ximo sacaría un balón de prácticamente la raya de gol y de nuevo Immers tendría otra nueva gran ocasión para avanzarse pero afortunadamente no entraría.

Los bermellones tenían que hacer un gran esfuerzo en defensa para lograr dejar la portería a cero, demostrando la solidez de la zaga y del compromiso de todos los futbolistas para ayudar en todas las facetas.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.