Los funcionarios toman la plaza de Cort en protesta por los recortes

Centenares de empleados públicos del Ayuntamiento de Palma se han concentrado esta mañana en la plaza de Cort para protestar por los recortes que se debatían a la misma hora en el pleno del consistorio.

La protesta más sonora ha sido protagonizada por los bomberos locales con petardos, humo, silbidos y mucho bullicio. Dos camiones de bomberos han cortado la calle Colom.

En la concentración, funcionarios y personal laboral del Ayuntamiento han unido sus consignas contra los recortes y por el futuro de la ciudadanía. El único incidente remarcable ha sido cuando una persona que traía una pancarta con el lema “Los funcionarios no somos esclavos” ha sido golpeada.

Después de las intervenciones de los representantes de la Junta de Personal, los manifestantes han intentado entrar en el pleno pero se han tenido que quedar en el vestíbulo.

El alcalde de Palma, Mateu Isern, ha bajado hasta las escaleras y se ha dirigido a los concentrados con el micrófono de ellos mismos. Isern ha reconocido que los recortes “son injustos, pero necesarios”. La respuesta no se ha hecho esperar. Más silbidos y consignas contra las políticas de austeridad.

El representante de CCOO en la Junta de Personal, Pedro Castro, ha señalado que cuando una ley es injusta, “lo correcto es desobedecer” y ha pedido a Isern “autonomía municipal” y que rectifique “porque no les autorizamos a hacer esto”. Castro también ha exigido una consulta popular sobre los recortes puesto que “nos sacan el dinero, el tiempo y la salud”.

La portavoz socialista, Aina Calvo, ha agradecido el “gesto” del Alcalde de salir del plenario para hablar a los funcionarios que protestaban en el hall del Ayuntamiento, peró recordó que el Alcalde Isern es cómplice de esta situación, desde el momento en que asume como propios los recortes de los gobiernos Rajoy y Bauzà y rechaza cualquier alternativa. En este sentido, la portavoz del PSIB-PSOE, ha puesto como ejemplo que el PP ha votado hoy en el pleno en contra de destinar el dinero que supone la supresión de la paga extra a los altos cargos del Ayuntamiento a mantener la gestión y los puestos de trabajo de las guarderías municipales.

En la concentración ante la plaza de Cort, convocados por CCOO, UGT, STEI, CSI-F, USO y el Sindicato Profesional de Policías Municipales de España (SPPME), se han reunido bomberos, trabajadores de la EMT, de la brigada de infraestructuras, técnicos administrativos, trabajadores del Patronato Municipal de Escoletes, de Palma Activa, del Instituto Municipal de Deportes, del Instituto Municipal de Informática y de Emaya, entre otros. “Gente que hacen que la ciudad funcione”, se ha podido escuchar.

Las protestas continuarán con otro “viernes negro” y a las 12 horas tendrá lugar una cadena humana rodeando el edificio judicial de Sa Gerreria, los funcionarios del Ayuntamiento de Palma, empleados de la Conselleria de Medio ambiente, del SOIB, del Instituto Municipal de Informática y de Emaya se concentrarán a las 10.00 horas ante la puerta principal del edificio municipal de las Avenidas.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.