Final de curso de las Ciberaulas de Palma

La teniente de alcalde de Bienestar Social, Participación e Inmigración del Ayuntamiento de Palma, Sandra Fernández, ha asistido hoy al acto de clausura y final de curso de las Ciberaulas, una actividad conjunta con los niños y niñas de cada una de las ciberaulas y sus familias, que ha tenido lugar en el teatro de la ONCE. Cada ciberaula ha preparado una representación y han ido intercalando imágenes de las actividades realizadas a lo largo del curso.

Palma dispone de tres ciberaulas, ubicadas en los barrios de Son Gotleu, Polígono de Levante y Virgen de Lluc, incluidas en el programa “CiberCaixa”, gracias a un convenio firmado entre la Fundación La Caixa y la concejalía de Bienestar Social del Ayuntamiento. “Quedem després de classe”, es un programa para niños de 3 a 12 años que se encuentran en situación de riesgo y / o desatención, con necesidad de referentes positivos para la mejora de la competencia social y / o padres / madres con dificultades para conciliar la vida laboral y familiar.

Objetivos generales del proyecto

◦ Detectar y abordar las situaciones de riesgo social de los menores participantes en la CiberCaixa y sus familias.

◦ Detectar a los niños que tienen necesidades educativas especiales / discapacitados e intervenir.

◦ Potenciar la implicación de los padres / madres en el proceso socioeducativo de sus hijos.

◦ Colaborar con las entidades y servicios para hacer presente y partícipe a la CiberCaixa en la vida comunitaria del barrio.

Las actividades se realizan en grupo y ayudan a desarrollar actitudes y valores que favorecen el proceso de socialización y de maduración de los menores, como apoyo a la labor de la familia y la escuela. Estas actividades son diarias en horario de tarde y se realizan durante todo el año de 16h a 19’30h.

Los espacios con que cuentan las ciberaulas son:

◦ El juego y el tiempo libre: los niños aprenden a jugar. Se potencia el juego en grupo y el juego simbólico. El juego se convierte en una herramienta de aprendizaje y de diversión.

◦ El lugar para el estudio: la CiberCaixa proporciona el espacio y los recursos para que los menores adquieran el hábito de estudiar y hacer los deberes de la escuela.

◦ Las nuevas tecnologías: los menores se familiaricen con las nuevas tecnologías para sacar el máximo provecho de sus posibilidades.

◦ Los valores democráticos y solidarios: se trabaja la educación en la igualdad, la convivencia y la diversidad, fomentando los valores positivos de la persona.

◦ Los hábitos saludables: se fomenta la adquisición de comportamientos responsables en alimentación, actividad física, consumo, higiene, sexualidad, etc.

◦ El desarrollo personal y social: la vida en sociedad requiere tener hábitos sociales y comunicativos, que los niños aprenden a desarrollar a partir de la educación emocional.

◦ La educación ambiental: los menores toman conciencia de las amenazas que vive nuestro medio ambiente y desarrollan actitudes positivas y comprometidas en relación con este tema.

◦ El vínculo familiar: desde la CiberCaixa también se refuerza el sentimiento de pertenencia a la familia, fomentando la participación de los padres y las madres en algunas de las actividades.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.