Miguel Bosé arranca su gira “Papitwo”

Miguel Bosé ha ofrecido esta noche el primer concierto de su nueva gira “Papitwo” en la localidad malagueña de Marbella, un espectáculo sonoro y visual en el que ha estado acompañado por las cantantes Malú, Ana Torroja y su sobrina, Bimba Bosé, con un lleno casi absoluto.

El cantante ha iniciado su actuación con el tema “Mirarte”, a la que han seguido “Duende” y “Nena”, donde ha hecho gala de su peculiar carácter, y ha señalado que ha elegido Marbella para abrir el tour por “romper con la tradición” en el Starlite Festival.

Bosé se ha mostrado muy crítico con la venta de armas en el mundo y los conflictos bélicos, y ha cantado la carta que escribió un chico a su padre antes de ir a la trinchera y morir de un tiro, reflejada en la canción “Partisano”.

La potente “Gulliver” ha imprimido fuerza al espectáculo, con la que el cantante se ha desabrochado el chaleco y se ha implicado totalmente.

Bosé ha invitado a los asistentes a “parar el tiempo y dar marcha atrás” para buscar viejas canciones e historias, para lo que hay espacio en “Papitwo”, como lo hubo en “Papito”, y ha preguntado si quedan supervivientes de la época para introducir los temas “Te Diré” y “Morir de Amor”, lo que ha provocado la entrega del público.

Sentado con sus músicos en un banco metálico curvado, ha arrancado a cantar “Don Diablo”, con el que ha levantado a sus fans de los asientos para bailar, que no han cesado de aplaudir a la estrella nacional, y ha animado a seguir el viaje al son de “Creo en Ti” y “Amiga”.

Bosé ha apelado al amor y a la solidaridad, un “ejercicio” que hay que practicar no sólo con la pareja o la familia, sino con nuestros iguales, y ha puesto como ejemplo para ello dar un trabajo, una casa o un abrigo, ya que el día de mañana, “podemos pedir nosotros una patria, un abrazo”, o “Nada en Particular”, tema que ha cantado con los vaivenes del público.

La primera sorpresa de la noche ha llegado con el dueto que ha compartido con su amiga Malú, a la que ha querido invitar para interpretar la que ha sido su primera canción, y con la que empezó su carrera musical, “Linda”.

Con la frase “Marbella llama a la libertad y que nunca te la quiten”, se ha despedido del auditorio, acto que ha dado paso al turno de bises y la segunda sorpresa de la noche, con la colaboración de Ana Torroja, que rememorando la gira “Girados” que protagonizaron ambos en el año 2.000, han cantado “Morena Mía”, que ha provocado la ovación del público.

En el escenario también le ha acompañado su sobrina, Bimba Bosé, con la que han tocado a dúo “Como Un Lobo”, actuación a la que le ha seguido la segunda rueda de bises.

El momento estelar de la noche ha llegado con “Bambú”, donde el cantante ha exhibido sus mejores dotes de baile y movimientos de cadera, y el broche de oro lo ha puesto “Bandido”, con un público totalmente entregado

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.