Caparrós arremete contra los partidos a las 23 h.

Ha sido uno de los temas de la semana. Los horarios de las tres primeras jornadas obligan al Mallorca a jugar contra Espanyol y Málaga a las 23h, lo que Caparrós considera “una falta de respeto a la afición” porque “quien tiene que opinar son los aficionados. Tienen que pegar un golpe encima de la mesa. Un partido a las 23 horas me parece que, a lo mejor, los que hacen los horarios van con ellos. El fútbol español merece otro trato en cuanto a los horarios sobre todo por la afición. Podrían haberlo puesto a las 00h, mejor”. También en ese sentido añadía que “los profesionales nos tenemos que limitar a esos horarios pero en el fútbol lo que queremos es que disfrute todo el mundo. En estas fechas no hay colegios pero a esas horas se lo piensan. Para eso están las cabezas pensantes del fútbol que deberían verlo”, criticaba.

El Mallorca viaja el domingo a Inglaterra para jugar con el nuevo equipo de Iván Ramis. El sevillano reconocía ir “jodido porque voy a ver a Ramis con el otro equipo. Me alegro por él porque el trato que hemos tenido ha sido exquisito; es un magnifico profesional, ha tenido comportamiento de diez entrenando al 100% con el grupo pero es un profesional. No me gustará verlo con la otra camiseta, lo teníamos planificado para tenerle con nosotros. Va a triunfar y seguro que le abrirá muchas más puertas”. Sobre la salida del central a la Premier decía que “es una baja importante porque Ramis no solo era un futbolista poderoso y líder en el terreno de juego sino también dentro del vestuario. Es un jugador querido y carismático dentro del equipo. Estamos muy justos ahí, la temporada es larga pero Lorenzo (Serra Ferrer) trabaja mucho y bien para incorporar a dos centrales. Estamos justos. Charlie no puede intervenir y estamos con Nunes y Bigas. Tenemos que incorporar dos centrales y lo antes posible”.

Este sábado era la reaparición de Nsue tras la pérdida de su madre. Según el entrenador, “está bien pero es un palo cuando pierdes a tu madre. Es un chico muy fuerte, sabe que es el sostén de toda la gente que le rodea y le necesitamos aquí también. Con su trabajo y constancia le ayudaremos a llevarlo un poco mejor”, comentaba.

Reconoce estar “tranquilo” ante la falta de la llegada de “dos centrales y un delantero” porque “sé que Serra Ferrer está trabajando mucho y bien”. La zona que más hay que reforzar es el centro de la zaga pero también es la más rastreada. “El trabajo que hace Lorenzo no es fácil. Incorporar por incorporar ya podríamos tenerlos aquí peor buscamos un perfil concreto, eso hace que no valgan todos”, explicaba.

Caparrós explicaba este sábado que la intención es “tener una plantilla corta porque chicos como Charlie, Uche, Pablo o Abdón también cuentan. La queremos de 21 futbolistas y así los chicos del B tienen opciones”, decía.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.