La familia real y las autoridades de Baleares cenan en la Almudaina

Los reyes y los príncipes de Asturias ofrecieron anoche en el Palacio de la Almudaina de Palma la tradicional cena a la que cada año asisten las autoridades baleares con ocasión de su estancia estival en la isla.

Ha sido el primer acto oficial de la Familia Real en Mallorca de este verano, que continuará con las audiencias que el rey mantendrá mañana, jueves, y el viernes, también en la Almudaina.

A la cena han asistido cerca de cincuenta invitados entre los que se encontraban el presidente del Govern balear, José Ramón Bauzá; la delegada del Gobierno en Baleares, Teresa Palmer; el presidente del Parlament balear, Pere Rotger; y el alcalde de Palma, Mateo Isern.

También han acudido la presidenta del Consell de Mallorca, María Salom, y los máximos responsables de los consells de Menorca, Ibiza y Formentera, Santiago Tadeo, Vicent Serra y Jaume Ferrer, respectivamente, así como autoridades judiciales, policiales y militares del archipiélago.

Un momento antes de saludar uno por uno a los invitados, el rey ha bromeado con los fotógrafos por los numerosos flashes de las cámaras.

El menú de la cena ha consistido en gazpacho de tomates muchamiel con trampó mallorquín y picatostes, tartar de lubina sobre crema de aguacate y, de postre, mus de chocolate con frutas del bosque, todo ello acompañado por vino blanco de Biniali (Mallorca), tinto de Ribera del Duero y cava catalán.

La cena oficial del verano tiene lugar después de que los príncipes de Asturias hicieran este lunes el único posado hasta ahora del verano con ocasión de una excursión familiar con sus hijas en el tren turístico de Palma a Sóller y en el tranvía que les condujo hasta el Puerto de Sóller, por donde pasearon y disfrutaron del atardecer ante el asombro de los turistas.

Además, el príncipe Felipe presidió en julio pasado por primera vez, sin la presencia de los reyes, la entrega de trofeos de la 31ª edición de la Copa del Rey de Vela de Palma, la regata de alta competición más importante de Europa que este año se ha adelantado -habitualmente tiene lugar en agosto- debido a la celebración de los Juegos Olímpicos de Londres.

La reina Sofía fue la primera de la Familia Real en llegar a Mallorca a principios de mes y en sus primeros días disfrutó de la estancia de sus seis nietos mayores, los hijos de las infantas Elena y Cristina. Con ellos pasó un día en barco en el archipiélago de Cabrera.

Los príncipes de Asturias se marcharán de Palma esta semana y viajarán a Londres el domingo para estar presentes en la clausura de los Juegos Olímpicos, según fuentes de la Casa Real. Además, es probable que algún miembro de la Familia Real asista a alguna de las finales olímpicas.

Mientras tanto, el rey recibirá hoy en el palacio de la Almudaina al presidente de Baleares, al del Parlament y al alcalde de Palma.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.