El Baleares se adjudica el trofeo Ciutat de Manacor

Calor sofocante, y primeros minutos de tanteo, sin ocasiones y con dominio alterno. El Baleares jugaba cómodo y sin prisas, con algunas llegadas por parte de Mathias, que tuvo en jaque a Petete durante la primera mitad. Hasta que llegó el penalti de Borete por una patada en la espinilla del delantero balearico que transformó Thiago. Con el resultado de 0-1 se llegó al descanso. La fatídica, y fortuita lesión de Rafa Caldentey, todo parece indicar rotura de ligamentos cruzados, fue la nota discordante del encuentro.

Octavi comenzó la segunda mitad bajo los palos del Manacor, y en la primera aproximación visitante, recibió un gol, una internada por la banda derecha de Mathias, acabó con un centro al segundo palo donde de nuevo Thiago aparecía para hacer el 0-2. Poco después el guardameta local se retiró, también lesionado. El portero del Baleares Xavi Ginard tampoco pudo acabar el partido debido a un encontronazo. En la segunda mitad aún fue a más el equipo de Pep Sansó que, sin apretar el acelerador, tuvo y mantuvo a placer el 0-2 hasta el final.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.