Denuncian que la ausencia de aire acondicionado pone en peligro a los usuarios de la estación Intermodal

Desde la Sección Sindical de CCOO en TRABLISA han explicado las condiciones cada vez más precarias en que se encuentran las instalaciones de la estación Intermodal; precariedad que repercute, de manera directa, no sólo en los usuarios de tren, metro y autobús, sino también en los trabajadores que, a diario, han de desempeñar su trabajo –jornadas, en muchos casos, de hasta 9 horas- en dichas instalaciones, entre ellos el colectivo de Vigilantes de Seguridad pertenecientes a la empresa TRABLISA.

A la situación de abandono y falta de personal de seguridad, principalmente en la zona de los aseos y tornos, denunciada meses atrás, ahora hay que añadir el sofocante calor que deben soportar a diario los Vigilantes de Seguridad, principalmente en zona de tornos y en la estación de autobuses, desde que la dirección de SFM decidiera suprimir el aire acondicionado en plena temporada estival.

En la referida área de tornos, los Vigilantes han tenido que recurrir al ventilador, que traen los propios trabajadores de sus casas, para mitigar mínimamente el insoportable calor.

Pero donde la situación reviste una especial gravedad es en la estación de autobuses, en la que se ha registrado, incluso, algún caso de lipotimia y desmayo entre los usuarios del servicio –se han llegado a registrar temperaturas superiores a los 35 º C-. Por ende, en dicha estación hay un problema añadido: la excesiva concentración de monóxido de carbono derivada de que los conductores dejan los motores de los autocares en marcha más tiempo de los cinco minutos que son preceptivos.

Los Vigilantes se quejan de que llegan a sus casas, tras finalizar su jornada laboral, con los uniformes negros debido al hollín, por no mencionar la porquería que estos empleados están respirando durante 8 horas.

Desde CCOO denuncian lo inaceptable de este tipo de deficiencias, más propias de un país tercermundista, más aún cuando, recientemente, se ha subido el precio del billete y cuando se trata de un servicio público orientado, en buena medida, al turismo –entienden, desde este Sindicato, que la imagen que se está dando es deplorable-.

Desde CCOO no estan dispuestos a tolerar esta gravísima situación, ni que, con la excusa de la crisis y los recortes, se juegue con la salud de trabajadores y usuarios. En tal sentido, y entre las medidas a tomar, se pondrá el asunto en conocimiento del Comité de Salud Laboral de TRABLISA a fin de solicitar a SFM una evaluación de riesgos como paso previo a denunciar los hechos ante la Inspección de Trabajo y Seguridad Social -caso de que la Dirección de SFM no ponga solución al problema-; ello al margen de emprender otras actuaciones que todavía se están estudiando.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.