John Degenkolb se impone en el sprint final

John Degenkolb (ARGOS-SHIMANO) se ha confirmado como la rueda a seguir y la auténtica referencia en las llegadas masivas de la Vuelta. Nadie ha podido con el joven sprinter alemán que, después de romper el hielo en Viana (también el de su particular cuenta, pues era su primera victoria como ciclista profesional) ha hecho lo propio en Logroño y se ha llevado la victoria en la quinta etapa de la Vuelta.

“Esta victoria se ha basado en una gran preparación del sprint. Por la mañana habíamos hablado de que nos interesaba llegar a la meta con el menos número de corredores posibles, que hubiera un pequeño corte y al final solo hemos tenido a uno delante así que perfecto”.

La etapa, un bello circuito por las calles de Logroño y alrededores ha sido todo un éxito. Centenares de personas se han agolpado en las cunetas para ver los ocho pasos de los ciclistas soportando las altas temperaturas, más de 32 grados.

Con el banderazo de salida, Javier Chacón (ANDALUCÍA) se escapaba en solitario. Pronto, gracias a la calma impuesta por el pelotón en una toma de aire después de los dos días duros pasados en Arrate y Valdezcaray, Chacón ha logrado una ventaja de doce minutos.

Pero en todo momento el pelotón, con el control del Katusha defendiendo el liderato de Joaquim Rodríguez y del Argos Shimano, preparando la llegada para Degenkolb, le han tenido controlado y finalmente, ha sido cazado.

En la recta de meta ha sido Daniele Bennati el que ha lanzado el sprint. “No esperaba ganarle así de fácil. Bennati es un corredor experimentado y en una llegada como ésta, completamente llana y sin ninguna dificultad le va mejor a él pero el equipo me ha dado mucha confianza y yo me he centrado durante toda la carrera”, añadía Degenkolb.

La general no sufre cambios y Joaquim Rodríguez es líder un día más. “Ha sido una etapa relativamente tranquila hasta la última vuelta. Solo con un corredor en cabeza era más cómodo para controlar”, comentaba el líder.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.