De la Rosa llega al circuito de Spa en su mejor condición física

Después de dos semanas de reposo, el Mundial de Fórmula 1 vuelve y lo hace en un escenario mítico: el circuito de Spa-Francorchamps. El parón veraniego ha servido para recuperar las fuerzas necesarias para afrontar un segundo tramo muy intenso del campeonato que arranca el primer fin de semana de septiembre en Bélgica. Spa fue inaugurado en 1921 y originalmente medía 14,1 km pero, por motivos de seguridad, ha sufrido muchas reformas y actualmente mide 7,004 km, lo que lo convierte en el circuito más largo del campeonato. Dani Clos participará en la primera sesión de entrenamientos libres junto a Pedro de la Rosa, por quinta vez esta temporada, en lugar de Narain Karthikeyan.

Spa-Francorchamps es un circuito muy completo que cuenta con grandes desniveles además de combinar curvas lentas con rápidas, algunas de ellas ciegas. El trazado es todo un reto para pilotos y monoplazas ya que, además del desafío que suponen curvas como Eau Rouge o La Source, tendrán que afrontar también las cambiantes condiciones climatológicas.

Pirelli ha escogido sus neumáticos duros y medios para este Gran Premio.

Pedro de la Rosa: “Spa es uno de los circuitos favoritos de todos los pilotos; es espectacular y difícil, pero no solo por el tipo de curvas sino por la climatología, ya que una parte del circuito puede estar seco y otra mojada, así que hay que saber adaptarse rápidamente. Vamos a utilizar la misma carga media que nos fue bien en Canadá así que esperamos tener un buen rendimiento a pesar de la gran cantidad de curvas de alta velocidad. Todos hemos vuelto con mucha energía tras las vacaciones y yo personalmente llego en mi mejor condición física de la temporada y con muchas ganas de afrontar la segunda parte del campeonato”.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.