Alternativa al Tren apoya un corredor verde en Llevant

La asociación Alternativa al Tren ve bien que la antigua vía de tren de Llevant se convierta en un corredor verde al estilo de las Vías Verdes que ya existen en la Península. De hecho esta idea la asociación ya la planteó al antiguo Govern y a los miembros de la oposición antes de empezar la construcción de las vías de tren que han destruido tanto territorio en el Llevant de Mallorca.

La asociación lamenta que ni el anterior govern ni la oposición no planteasen reconvertir el proyecto en una Vía Verde cuando antes que las máquinas invadiesen las fincas agrícolas y forestales colindantes a la antigua vía férrea. De esta forma quizás se hubiese podido evitar el grave daño ecológico que las obras de este tren inviable han causado y el malgasto ocasionado en el transporte público, teniendo ahora menos dinero para invertir en una eficiente red de autobuses ecológicos.

Para la asociación ahora ya no se trata sólo de convertir la antigua vía férrea en una vía verde sino también de reponer el territorio a su estado original. Cosa que también será cara y difícil dado que se han arrancado miles de árboles, han realizado movimientos de tierras moviendo millones de metros cúbicos y han construido naves industriales para albergar trenes, que ya no existen para esta vía, en suelo agrícola. Estos cambios comportan una grave erosión del territorio y un impacte muy grave en el paisaje.

Para que realmente el proyecto de Vía Verde surja efecto, como en la Península, el Govern tendrá que reponer el territorio a su estado original, dejando las fincas valladas para evitar la fuga de ganado y devolver el encanto rústico y paisagístico. La asociación estima que si el Govern no tiene en cuenta la reparación del paisaje y la demolición de las cocheras el corredor verde no será más que la evidencia de un recuerdo de la incompetencia política y la malversación de fondos públicos.

Algunas estaciones ya están restauradas como la de Sant Llorenç y la de Son Carrió. La de Artà antes era un centro cultural. La asociación cree que con el proyecto del corredor verde el Govern tiene la oportunidad de volver a darles vida, no de pasajeros, impacientes por llegar en un tren lento como el proyectado, sino de residentes y turistas interesados por la cultura local y el medio ambiente si así se dota de contenidos.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.