El Govern garantiza la asistencia sanitaria a los inmigrantes irregulares en los casos de urgencia, embarazo y menores

El Servicio de Salud de Baleares (Ib-Salut) garantiza la asistencia sanitaria gratuita a los inmigrantes irregulares en España en los casos de urgencia por enfermedad o accidente y de asistencia en el embarazo, el parto y el postparto, así como a los menores de 18 años, si bien la prestación farmacéutica no estará incluida.

“Ninguna persona que lo necesite se quedará sin asistencia”, ha aseverado al respecto el conseller de Salud, Familia y Bienestar Social, Antoni Mesquida, tras la reunión del Consell de Govern.

Por su parte, el portavoz del Govern, Rafael Bosch, ha dado a conocer los criterios generales que regirán la atención a este colectivo en las islas y que, según ha manifestado, permitirán que la asistencia sanitaria “siga siendo universal pero con ciertas restricciones”, a fin de garantizar “la sostenibilidad de nuestro sistema de salud”.

Así, ha detallado que las personas extranjeras no registradas ni autorizadas como residentes en España tendrán asistencia urgente por enfermedad o accidente, de modo que ésta se prestará en los centros de atención primaria y en los hospitales y no se facturará a los pacientes.

Además, ha añadido que si fuera necesario hacer un seguimiento del proceso del paciente, el servicio de admisión debe darle cita e informarlo de que puede subscribir un convenio especial para dar cobertura a esta asistencia. De lo contrario, anuncia que le facturarán directamente o se remitirá la factura a su país de origen.

Por otro lado, Bosch ha destacado que el Servicio de Salud garantiza a las mujeres embarazadas la asistencia sanitaria durante todo el proceso y les asignará los profesionales que hagan falta, si bien al efecto de la prestación farmacéutica, se les aplicará el código equivalente a una aportación del 40 por ciento.

Mientras, los menores de 18 años que estén en situación irregular en España recibirán en Baleares la asistencia sanitaria equivalente a la de los españoles y el Servicio de Salud les asignará los profesionales que hagan falta.

Sin embargo, al efecto de la prestación farmacéutica, también se les aplicará el código equivalente a una aportación del 40 por ciento.

Por otra parte, ha resaltado que el Servicio de Salud garantiza la asistencia sanitaria a toda la población con relación a las patologías consideradas de salud pública, de modo que ésta no se facturará a los usuarios.

“Si hay algún convenio bilateral relativo a la prestación de asistencia sanitaria o si se deben aplicar reglamentos comunitarios de coordinación de los sistemas de seguridad social, la asistencia se podrá facturar directamente al país de origen de cada paciente mediante la Administración General del Estado”, ha recordado Bosch. Por tanto, ha apuntado que el Servicio de Salud entregará la medicación directamente a cada paciente.

Asimismo, el Servicio de Salud prestará a las personas solicitantes de protección internacional y de víctimas del tráfico de personas con permanencia autorizada en España la asistencia sanitaria necesaria, que incluye las curas de urgencias, el tratamiento básico de las enfermedades y la atención necesaria (médica o de otro tipo), al tiempo que les asignará los profesionales que hagan falta. Mientras, al efecto de la prestación farmacéutica, se les aplicará el código equivalente a una aportación del 50%.

El portavoz del Govern ha avanzado que el Servicio de Salud entregará un documento definitivo con el correspondiente porcentaje de aportación farmacéutica en los casos de asistencia en el embarazo, el parte y el postparto, a menores de dieciocho años y a los solicitantes de protección internacional y de víctimas de tráfico de personas con permanencia autorizada en España.

En los casos en que se deba facturar la asistencia sanitaria, ha adelantado que se aplicarán los procedimientos vigentes. Así, ha indicado que las facturas se generarán al acabar el proceso asistencial; además de la identificación del paciente, cada factura incluirá otros datos, como por ejemplo el país de origen, el motivo de la asistencia sanitaria y otros detalles.

Entonces, se informará al usuario sobre la posibilidad de subscribir un convenio especial de cobertura sanitaria.

Por tanto, Bosch ha recordado que las personas que no tengan la condición de asegurado o beneficiario ni acceso a un sistema público de protección sanitaria tienen la posibilidad de subscribir un convenio especial para acceder al sistema nacional de salud pagando la cuota correspondiente a esta subscripción.

Por otra parte, ha anunciado que se creará una comisión dedicada al estudio, el seguimiento y la evaluación de las patologías y de los casos concretos, que estará formada por miembros del Servicio de Salud, de la Dirección General de Salud Pública y otros profesionales del ámbito sanitario. EP

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.