EU critica el “apartheid sanitario” del Gobierno

El Consell Polític Interinsular de Esquerra Unida en Baleares ha criticado este sábado el “apartheid sanitario” que consideran que está llevando a cabo el Gobierno al haber quitado a los inmigrantes ‘sin papeles’ su derecho a tener tarjeta sanitaria en España y han anunciado que están estudiando llevar este tema a los tribunales.

En un comunicado después de una reunión de este órgano de dirección del partido, EU ha señalado que, desde el punto de vista sanitario, “es una irresponsabilidad política y puede que penal” “exponer al conjunto de la sociedad al peligro que comporta dejar de atender a un sector importante de la población provocando la vuelta de enfermedades infecciosas como el sarampión o la tuberculosis, ya erradicadas o controladas en nuestra sociedad”.

La formación ha tildado la medida de “ataque frontal a los derechos humanos” y ha considerado que este “apartheid sanitario” vulnera la Declaración Universal de los Derechos Humanos, discrimina a las personas por su lugar de nacimiento y los criminaliza ante el resto de la sociedad como personas de segunda categoría.

En este sentido, ha señalado que los inmigrantes ‘sin papeles’ pagan impuestos indirectos como el resto de la ciudadanía y, además, deben pagar tasas específicas en materia de extranjería. “La recaudación de estos impuestos contribuye de manera principal al sostenimiento de la sanidad pública. Excluirlos de los servicios público sanitarios es una decisión política y no económica”, ha opinado.

Asimismo, EU ha entendido que este “apartheid sanitario” no sólo afecta a inmigrantes en situación irregular sino que también lo hace a la población vulnerable española que no cotiza y a colectivos que hasta ahora tenían garantizada la asistencia sanitaria pública y gratuita.

Por ello, ha exigido la derogación inmediata de esta normativa que ha entrado en vigor este sábado, así como la inmediata aplicación de la Declaración Universal de Derechos Humanos que obliga a la asistencia sanitaria pública sin distinciones de origen, raza, o nivel económico.

Finalmente, el partido ha hecho un llamamiento a toda la ciudadanía a la insumisión y remarcado su apoyo a todas las entidades ciudadanas y sociales, a los profesionales y al personal sanitario en general, que ya están objetando contra esta normativa, “a pesar de las amenazas recibidas” por parte de la administración. EP

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.