El policía imputado por los disturbios de Felanitx se desdice de sus acusaciones

El policía local de Felanitx imputado por denuncia falsa en el marco de las pesquisas sobre los disturbios producidos el pasado año en las fiestas del municipio, ha afirmado, en la declaración que este miércoles ha prestado ante el juez, se ha desdicho de sus acusaciones sobre dos de los encausados por los altercados y ha aseverado que no ha tenido intención ni voluntad de acusar falsamente a nadie como tampoco de “mentir” dentro de estas investigaciones.

En su declaración como inclupado en el Juzgado de Instrucción número 1 de Manacor, el agente, quien en su atestado hizo constar que

tanto Pere Antoni B. como Miquel Àngel L. fueron las personas que iniciaron el altercado objeto de investigación, ha puntualizado en esta ocasión no estar seguro de que así fuera, sino que, en cualquier caso, “eran las personas que estaban en primera línea del tumulto”.

“Como quiera que eran los que estaban en la primera línea de la multitud fueron los que en primer lugar llegaron al cordón policial”, ha recalcado al respecto.

En esta misma línea, el efectivo municipal, que anteriormente había afirmado que durante los disturbios vio a Pere Antoni B. en el suelo, desde donde poder agredir a las autoridades que pasaban por debajo del tradicional palio, ha precisado que éste se encontraba en tierra “después de haber propinado patadas y empujones”.

Según ha recordado, notó que alguien cayó al suelo y al ver que era Pere Antoni B., le impidió que se levantara “para que pudieran seguir pasando las autoridades”. En esta ocasión, al ser preguntado por el letrado de los imputados por los hechos, Josep de Luis, el policía ha supuesto que si el afectado estaba en el suelo fue “debido al tumulto de gente”.

El magistrado Francisco José Pérez acordó la imputación del policía al haber atribuido a los dos participantes en la jornada festiva hechos constitutivos de delito contra la autoridad, para posteriormente negarlo. “Ante la gravedad de los hechos”, alegaba el juez, citó a declarar al agente para este miércoles. En concreto, el magistrado encausó al agente por un delito de denuncia falsa o falso testimonio.

Entre los testigos interrogados por el juez se encuentran la presidenta del Consell, María Salom, y la consellera insular Catalina Soler, quienes recordaron los empujones a los lamentaron haberse visto sometidas, mientras que el conseller de Agricultura, Medio Ambiente y Territorio, Biel Company, afirmó que fue únicamente a su paso por el palio cuando recibió algunos insultos y fue zarandeado, si bien los incidentes no fueron a más y en breve todo volvió a la normalidad. EP

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.