El alcalde de Estellencs también sufre un acto vandálico

El alcalde de Estellencs, Bartolomé Jover, ha sido víctima este fin de semana de un nuevo acto vandálico. Concretamente, el primer edil popular de la localidad de la Sierra de Tramuntana ha sufrido el robo de su casco, que siempre deja enganchado con candado en su motocicleta, y el intento de sabotaje del disco de frenos del vehículo. Los hechos tuvieron lugar el pasado fin de semana, en la madrugada del sábado al domingo, cuando, según un testigo presencial, un grupo de jóvenes manipuló la motocicleta de Jover. El alcalde, lleva en la motocicleta dos banderas, una española y otra mallorquina, y se encontró, a la mañana siguiente la sustracción del casco, la bandera mallorquina destrozada, y la española atada en la rueda delantera de la motocicleta, entre el disco de freno y la llanta.

Jover, que ha presentado la correspondiente denuncia ante la Guardia Civil, se ha mostrado indignado ante estos hechos, ya que considera que se ha intentado atentar contra su persona.

Por su parte, el secretario general del Partido Popular, Miquel Vidal, ha condenado estos nuevos hechos, actos vandálicos que vienen sucediéndose en los últimos meses contra miembros del PP. “En una sociedad democrática estos actos no tienen cabida. Debemos hablar de nuestras discrepancias e intentar llegar a un consenso, nunca atentar contra nadie”, ha dicho Vidal.

Asimismo, el secretario general popular ha pedido seny a la población balear, “un seny que siempre hemos tenido y que nos caracteriza. No podemos dejarnos llevar por las emociones, ni tratar de imponer nuestro criterio a través de la violencia”.

Sucesión de actos violentos

Miembros del PP han venido sufriendo diferentes actos vandálicos y violentos en los últimos meses. El último de ellos, hace apenas una semana, el 4 de septiembre, cuando varios individuos quemaron el coche del alcalde de Sóller, Carlos Simarro. Además, el pasado mes de agosto, un grupo de violentos atacó la vivienda y la clínica veterinaria de Simarro, lo que impidió la apertura de sus puertas después de que aparecieran cubiertas de silicona. Además, varias sedes del Partido Popular, como la de Marratxí, han sido objeto de pintadas.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.