Teresa Riera: “La incineración de residuos importados va contra la gestión sostenible de la Unión Europea”

La Presidenta del PSIB y eurodiputada Teresa Riera ha mostrado su preocupación por la decisión del PP de modificar la legislación vigente para que se puedan quemar residuos adicionales importados de otros países europeos en la incineradora de Son Reus.

Teresa Riera ha señalado que “la modificación legislativa para permitir a la incineradora de Son Reus quemar residuos de otros países europeos es una más de las iniciativa tomadas de manera unilateral e irresponsable por el PP, a las que desgraciadamente ya nos tiene acostumbrados”.

Desde su posición de eurodiputada, Riera ha recordado que “uno de los propósitos de la UE siempre ha sido ampliar y fortalecer los lazos de sus territorios. Ahora bien, que esto pase por que una región asuma los residuos de otros países europeos a cambio de compensaciones económicas no es un ejemplo de buena práctica, y menos cuando la región receptora cuenta con un ecosistema muy rico pero a la vez muy frágil “.

“Desde Europa, la sostenibilidad siempre ha sido el principal criterio detrás de la gestión de residuos” ha mencionado Riera invocando la Directiva Europea de residuos de 2008 que tiene como máxima la protección del medio ambiente.

Esta legislación exige que los residuos se traten según la siguiente jerarquía: reducción, reutilización, reciclaje, valorización y eliminación. Por lo tanto “lo que propone ahora el PP se salta toda la jerarquía, dejando de lado cualquier aspecto de sostenibilidad y yendo totalmente en contra de lo que se ha perseguido en los últimos años en los municipios mallorquines, que no es más que la reducción y el reciclaje de los residuos” señaló Riera.

Para la eurodiputada “en ningún caso la ampliación de la actividad de la incineradora de Son Reus se puede hacer de espaldas a la población, ya que ésta tiene el derecho a pedir información tal como establece la Directiva Europea de Acceso Público a la Información Medioambiental de 2003, totalmente aplicable en este caso dado el claro impacto medioambiental que supone la incineración adicional de residuos”.

Por último, ha querido dejar constancia de que “la defensa de los intereses privados en contra de los intereses generales es un grave error. Y utilizar el argumento de creación de puestos de trabajo e ingresos de forma aislada y sin tener en cuenta el impacto social, medioambiental y económico en general de las decisiones, es como mínimo irresponsable”.

“Últimamente sólo oímos hablar de proyectos que no aportan ningún valor añadido a nuestra economía, sino que por el contrario perjudican a largo plazo nuestra atracción turística y nuestra imagen en el exterior, cuando el turismo sigue siendo la principal actividad económica en Baleares” concluyó Riera.

COMPARTIR

1 Comentario

  1. Es increible!!! Y como llegarán esos residuos, el Camí Son Reus parece Sarajevo en sus peores tiempos. Alguien ha pasado por la carretera que va hacia la incineradora? Está destrozada por los camiones por no hablar de la capa negra que hay por encima de los residuos que caen y que al caer cuatro gotas es una pista de patinaje como atestiguan los muros de las fincas de los vecinos. Otra detalle que no han tenido en cuenta es el olor a cal viva que hay ya que como la incineración es cara lo dejan en el vertedero de emergencia y le echan cal viva a la antigua usanza. Una verguenza lo que EMAYA y TIRME están haciendo en cuestión de residuos… una verguenza.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.