El Ayuntamiento de Palma evita la huelga

El Ayuntamiento y los sindicatos han alcanzado un preacuerdo en lo que se refiere a la forma de aplicación de las dos horas y media más de trabajo semanales para los funcionarios municipales. Según ha informado el teniente de alcalde de Economía, Hacienda e Innovación, Julio Martínez, la integridad de las nóminas y la flexibilidad de horarios para facilitar la conciliación de la vida familiar y laboral son las principales premisas.

Tras la reunión con los representantes sindicales municipales, Martínez ha explicado que con el acuerdo alcanzado “evitamos una huelga, pero evitamos también una ruptura del diálogo social”. “Sin este preacuerdo, hubiera habido una huelga contra la aplicación del aumento de horario de los funcionarios”, ha recalcado.

En este contexto, el teniente de alcalde ha recordado el compromiso de “diálogo y clara voluntad negociadora” por parte del alcalde, Mateo Isern, y todo su equipo, fruto de la cual, después de tres horas, “hemos llegado a un preacuerdo con los representantes sindicales a la hora de aplicar las dos horas y media más de trabajo semanales que estipula la ley, y que los funcionarios realizarán a partir del día 1 de octubre”.

Por su parte, la teniente de alcalde de Función Pública y Gobierno Interior, Irene San Gil, también ha agradecido la responsabilidad que “han mostrado los representantes sindicales y el esfuerzo mayor que harán los funcionarios por el aumento de la jornada laboral”. De hecho, ha resaltado, “ahora el Ayuntamiento cumple con la legalidad”.

San Gil ha recordado la heterogeneidad de horarios de los diferentes colectivos que componen la plantilla municipal y ha explicado que “la premisa del equipo de gobierno era garantizar la integridad de las nóminas y flexibilizar para garantizar la conciliación de la vida laboral y familiar “.

El preacuerdo incluye un horario “muy flexible”, ha apuntado, con la hora de entrada a partir de las 7.20 horas y la posibilidad de salida hasta las 16.00 horas, adaptado según las necesidades personales. Asimismo, el horario de permanencia obligatoria será de 8.30 hasta las 14.30 horas, pudiendo alargar el horario al principio o al final hasta llegar a las 37,5 horas semanales obligatorias.

Los colectivos que hasta ahora hacían 37 horas y media semanales con un plus en su nómina trabajarán dos horas y media más para mantener la integridad del sueldo. Se reducirán al extremo las horas extra, que se compensarán con jornadas libres.

Mientras tanto, Martínez ha precisado que el preacuerdo que se ha alcanzado “ni es la propuesta del Ayuntamiento al cien por cien ni es la propuesta de los sindicatos al cien por cien”, lo que significa “negociar, ceder por las dos bandas y llegar a un equilibrio”.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.