El PP acusa al Govern de Antich de multiplicar por cuatro la deuda en tres años

El Grupo Parlamentario Popular ha reiterado hoy, durante la Comisión de Hacienda y Presupuestos del Parlamento balear, que “al Gobierno del Pacte nunca les interesó reducir el déficit público”, tras el informe presentado por la Sindicatura de Cuentas de la Cuenta General de la Comunidad Autónoma correspondiente al ejercicio 2010. El diputado Popular, Antoni Camps, – tras la comparecencia del síndico en dicha comisión para explicar el informe – ha manifestado que la cuenta general de la Comunidad Autónoma además de descubrir las deficiencias de contabilización y de tramitación, también es un instrumento que pone en evidencia el modelo de gestión de las cuentas públicas de nuestros gobernantes.

El diputado Camps, ha manifestado que “si el objetivo del déficit para el año 2010 que se aprobó por Consejo de Ministros era del 0,75% del PIB, cuatro meses más tarde se modificó estableciéndose un máximo del 2,4%”. Así el popular, ha querido dejar claro que a pesar de esta flexibilización del déficit la Comunidad acabó el 2010 con un déficit del 4%, una cifra nunca alcanzada en esta comunidad, que en términos absolutos supone 1.065 millones de euros de déficit.

El parlamentario ha querido recordar también que en los años anteriores tampoco se cumplieron los objetivos presupuestarios, “el reiterado incumplimiento de los objetivos del déficit obligan a elaborar planes financieros de reequilibrio, a pesar de que acabaran como papel mojado al seguir gastando aquello que no tenían”.

“Las cifras demuestran que al Govern del Pacte nunca les interesó reducir el déficit y tampoco a día de hoy, puesto que siguen pidiendo incrementar el gasto, a través de políticas expansivas, más inversiones etc…ha manifestado el popular.

Por otro lado, Camps, ha incidido en la deuda y el gasto plurianual que llevó al gobierno de izquierdas a multiplicar por cuatro la deuda en solamente tres años, pasando de 1.064 millones en el año 2007 a 4.136 en 2010. “Esta cifras demuestran claramente como en la legislatura anterior la gestión de hacienda pública se llevó muy a la ligera, sin tener en cuenta el futuro y gestionando de manera frívola, irresponsable y suicida”.

El parlamentario ha acusado al Govern del Pacte de no tener en cuenta que la deuda se tiene que devolver además de pagar un interés, “que cada vez es mayor y que a día de hoy supone dos millones diarios en concepto de devolución de la deuda y pago de intereses”, a consecuencia de la mala gestión anterior, y que lógicamente detrae recursos que podrían destinarse a sanidad y educación.

En cuanto al resultado presupuestario, Camps ha aseverado que en 2010 el déficit del ejercicio ya no se podía cubrir con más endeudamiento y se cerró el año según datos de la Sindicatura con un resultado negativo de 496 millones. Es a partir de este momento – según Camps – que empezó “el largo viacrucis para muchos pequeños empresarios y emprendedores que lamentaban haber confiado con el Govern”.

“Esta política de incrementar la deuda, de gastar más de lo que se ingresa y por lo tanto aumento de déficit, son el resultado de la situación actual y de haber puesto en peligro nuestro estado de bienestar”, ha afirmado el parlamentario.

El popular ha criticado que los partidos de la oposición critiquen la racionalización del gasto de sanidad y educación, pero que sin embargo no decían nada cuando con sus políticas se ponían en riesgo la viabilidad de estos mismos servicios.

A pesar de que la sindicatura recomienda analizar y reducir la estructura y composición del sector público autonómico, “el anterior Govern no redujo ni una sola empresa pública frente al Govern de Bauzá que ha empezado a aplicar una serie de medidas que supondrán el cierre de 92 empresas públicas con un ahorro de 120 millones anuales”, ha espetado Camps.

El popular también ha querido mencionar el gasto del Ib-Salud que además de existir un importe de 260 millones correspondientes a expedientes de modificación del crédito, hay otros 211 millones – según la Sindicatura- que no están imputados el presupuesto por falta de crédito, hecho que ratifica según Camps, que la gestión de la Sanidad en el anterior Gobierno fue “letal”.

Camps no ha querido dejar de lado el tema de las subvenciones y ha acusado al anterior Govern de “dar subvenciones sin comprobar si la actividad subvencionada se había realizado”. En este sentido, la Sindicatura dice que “se debería exigir un mayor cumplimiento de las solicitudes así como las justificaciones, llevando a cabo un seguimiento más estricto además del reintegro de la subvención según el caso”.

Propuestas de resolución del GPP aprobadas

Finalmente se han aprobado las propuestas de resolución del Grupo Parlamentario Popular referentes a seguir trabajando para conseguir el objetivo de estabilidad presupuestaria y de déficit público, el no gastar más de lo que se ingresa con el objetivo de que no se vuelvan a producir impagos a proveedores y como último punto, el seguir trabajando en la reducción del sector público instrumental, tal y como se recomienda en el informe de la Sindicatura de Cuentas.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.