Mariantònia Oliver baila con doce vecinas de Maria de la Salut en su nuevo espectáculo

La compañía de danza contemporánea Mariantònia Oliver aborda el tema de la identidad y la edad en un proyecto que ha implicado a doce vecinas del pueblo de Maria de la Salut. El resultado, el espectáculo “Las Muchas”, se presentará el próximo sábado 29 de septiembre a las 21.00 horas en la Plaça de l’Esglèsia de este pueblo que las ha visto nacer.

“Las Muchas” habla de fragilidad, del paso del tiempo en cuerpos que ya no pertenecen al “corpus” social, que ya dejan de estar en el “mercado” oficial, pero que están mas vivos que nunca. Y, sobre todo, más libres: cuerpos que respiran, pesan, bailan, seducen, se mueven y se posicionan de otra modo. Dejarse escuchar y dejarse atravesar por las experiencias vividas: físicas, emocionales, accidentales, políticas, de encubriemiento y de compromiso.

“Las Muchas” nace de la necesidad de la coreógrafa Mariantònia Oliver, protagonista de la pieza, de pensarse en el acto de desprendimiento, en lo difuso como un movimiento del ser y en el territorio de lo indefinido como único lugar posible. En un momento en que “cuerpo” e “identidad” se han vuelto conceptos canónicos y casi normativos, ponemos atanción en hablar de lo que estos cuerpos e identidades tienen en común y dirigimos la mirada al lugar desde el que se desdibujan los contornos y podemos hablar de paisaje. El acto de difuminar el cuerpo y el reconocimiento de la incapacidad de definirse, de ser. Y en este viaje a lo indefinido no ha estado sola. Le han acompañado doce vecinas de Maria de la Salut: Antònia Garau, Isabel Ribas, Francisca Bergas, Margalida Bibiloni, Antònia Torelló, Bet Castelló, Jerónia Font, Catalina Mas, Joana Tugores, Angela Bergas, Joanaina Carbonell y Catalina Carbonell.

En este proyecto, lo audiovisual tiene una importancia crucial. La imagen vídeográfica genera recuerdos, evoca memorias, y hace posible nuevos territorios para la expresión y el cuerpo. Un cuerpo que se deshace en su eco, una sombra-silueta pregrabada que juega con la imagen real del cuerpo. Un reflejo en la superfície de la pantalla.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.