Munar y los suyos se sentarán en el banquillo el próximo verano por Can Domenge

Más de cinco años después de que estallase su operación policial, el caso Can Domenge ya tiene fecha para su enjuiciamiento. Será a lo largo del mes de junio y principios de julio de 2013 cuando la exdirigente histórica de Unió Mallorquina (UM) Maria Antònia Munar, expresidenta del Parlament y del Consell de Mallorca, se vuelva a sentar en el banquillo de los acusados junto a otros tres exaltos cargos de la extinta formación y dos empresarios, quienes se verán las caras con el tribunal de la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Baleares.

Con más de 7.000 folios de sumario y otros tantos de expediente administrativo relativo a la adjudicación presuntamente irregular de los terrenos de Can Domenge, la causa será juzgada en concreto los días 5, 6, 7, 17, 18, 19, 20 y 21 de junio y del 1 al 5 de julio del próximo año. Así lo ha fijado el órgano judicial en un auto en el que precisa que, pese a las jornadas reservadas para la vista oral, aún faltan por concretar las fechas para las pruebas que finalmente vayan a practicarse durante el juicio.

Todo ello en el marco de una causa en la que la Fiscalía Anticorrupción solicita seis años de prisión para Munar así como para los ex ‘uemitas’ Miquel Nadal, exvicepresidente del Consell; Bartomeu Vicens, exconseller de Territorio, y Miquel Àngel Flaquer, extitular del departamento insular de Hacienda, a raíz de la venta irregular del solar por treinta millones de euros por parte del Consell, la mitad de su valor en el mercado y de lo que ofrecía la empresa querellante Núñez y Navarro.

En la misma resolución judicial, el tribunal pide a las partes que han solicitado la testifical del arquitecto francés Jean Nouvel que manifiesten si precisan que su declaración se realice mediante videoconferencia o por vía documental. En concreto, Nouvel fue el autor del proyecto ganador para la construcción de 528 viviendas de diseño en estos terrenos, y durante la instrucción de la causa se definió como un “artista ajeno al entramado económico-financiero” al aseverar que tan sólo le encargaron llevar a cabo “un buen proyecto”.

Mientras tanto, la sala rechaza en su auto siete de los veinte testigos propuestos por la Fiscalía por estimar que “carecen de utilidad” así como los de la acusación particular, entre ellos el diputado del PP Fernando Rubio, quien inicialmente estuvo imputado en el marco de este procedimiento judicial.

En concreto, sobre los excargos ‘uemitas’ pesan los presuntos delitos de fraude a la administración (por los que solicitan tres años de cárcel), revelación de secretos (otros tres años) y prevaricación, pese a que la acusación pública no les atribuye ningún delito de malversación de caudales públicos, ilícito que sí mantienen tanto Núñez y Navarro como el Consell, personados como acusación particular.

Los escritos de acusación también se dirigen contra Santiago Fiol, abogado asesor Sacresa considerado “correa de transmisión” entre la empresa y el Consell, y contra el principal accionista de Sacresa, Román Sanahuja, quien presuntamente dirigía la preparación del concurso.

FIANZA CIVIL DE 37,1 MILLONES PARA LOS EXALTOS CARGOS DE UM

En el marco de esta causa, la jueza instructora, Carmen González, fijó una fianza de responsabilidad civil de 37,1 millones de euros para Munar, Flaquer, Vicens, Nadal y Sanahúja, al tiempo que reclamó a Fiol otra caución por importe de 200.000 euros.

Cabe recordar que Núñez y Navarro, personada a través de las sociedades Josel S.L. y Anova S.A., reclama diez años de cárcel para Munar, Nadal, Vicens y Flaquer por los delitos de malversación, fraude a la administración pública, prevaricación y revelación de secretos, y un año y medio de prisión para Fiol, por los delitos de fraude y revelación de secretos, así como para Sanahuja Pons, a quien imputa los delitos de malversación, fraude y uso de información reservada.

Asimismo, el Consell solicita en un duro escrito de acusación nueve años de prisión para los cuatro ex dirigentes ‘uemitas’ y el abogado externo de Sacresa por fraude, prevaricación, malversación y revelación de secretos e informaciones, mientras que pide hasta 11 años de cárcel para el máximo accionista de Sacresa por fraude, malversación, prevaricación y aprovechamiento de la información facilitada.

MUNAR Y NADAL, JUZGADOS EN MAYO POR UNA PIEZA DEL CASO MAQUILLAJE

Se da la circunstancia de que el pasado mes de mayo Munar y Nadal se sentaron por primera por primera vez en el banquillo, acusados de desviar 240.000 euros públicos a la productora que ambos controlaban mediante testaferros, a pesar de la incompatibilidad de esta actividad con el ejercicio de sus respectivos cargos en el Consell. Unos hechos por los que la expresidenta del Consell fue condenada a cinco años y medio de cárcel mientras que sobre quien fue su ‘delfín’ político pesa una pena de dos años y siete meses.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.