Palma se queda sin dinero para reponer arbolado, mobiliario urbano y parques infantiles

“Palma no podrá reponer el mobiliario urbano, los árboles ni los parques infantiles en el momento en que haya un acto vandálico, roturas o desperfectos” con el nuevo plan de recortes presentado por el Ayuntamiento de Palma para el mantenimiento de zonas verdes. La regidora socialista Virginia Abraham ha calificado de “parche” la presentación del regidor de Infraestructuras, puesto que “lejos de solucionar el problema, crea otros nuevos, renunciando durante años a la bolsa de inversiones para cubrir el día a día en la reposición de árboles, mobiliario urbano, parques infantiles y zonas verdes que sufran desperfectos”.

El Ayuntamiento de Palma ha presentado un plan de recortes en materia de arbolado y zonas verdes que incluye asumir el mantenimiento de Es Carnatge, el bosque Bellver y una veintena de nuevas zonas verdes, así como 2.687 árboles nuevos, con un coste anual de 858.965,22 euros.

La regidora del PSIB-PSOE ha lamentado la oportunidad perdida para introducir con perspectiva de futuro “un cambio de modelo de mantenimiento de las zonas verdes de la ciudad y de su arbolado viario, que tenga en cuenta la situación económica que sufrimos y el déficit del Ayuntamiento, puesto que la ciudad no puede seguir incorporando nuevas zonas verdes de manera no sostenible cuando faltan los recursos económicos necesarios para su mantenimiento”.

Abraham reclama “líneas de trabajo a medio y largo plazo con propuestas y calendario real, que hoy hemos echado de menos”. En este sentido, augura que “habrá nuevos recortes entre otros cosas por qué no contempla la aplicación de la subida del IVA, que representa unos 300.000 euros adicionales”.

De la propuesta presentada, el Grupo Socialista comparte algunas medidas, como el hecho de pasar la siega de césped de 6 a 10 centímetros o la menor frecuencia de la cava de los alcorques, por el ahorro que suponen y el impacto mínimo para la ciudad. No pasa lo mismo, no obstante, con la renuncia a 235.000 euros anuales de la bolsa de inversiones previstas y que se destinan a reposición de arbolado y mobiliario urbano por vandalismo o rotura y la sustitución del caucho de los parques infantiles que se tiene que cambiar cada cuatro años. Esta situación supondrá un envejecimiento del mobiliario urbano como bancos, papeleras y juegos infantiles y la imposibilidad de cubrir el día a día de la ciudad.

En otra línea de trabajo en cuanto a posible ahorro, los socialistas proponen sacar a concurso un nuevo pliegue de condiciones para el mantenimiento de Es Carnatge y el bosque de Bellver, que tuviera en cuenta las nuevas condiciones económicas del mercado, dado que se trata de zonas con características específicas que tienen poco a ver con el mantenimiento de una zona verde ordinaria.

La regidora del PSIB-PSOE recuerda que el contrato de mantenimiento de las zonas verdes se adjudicó en 2011 con un ahorro de 2 millones de euros sobre lo que se venía gastando el Ayuntamiento por lo cual, los gastos ya estaban muy ajustadas.

“El regidor Sansó mantiene la línea de recortes sin pensar en las consecuencias que tendrán: ni para la empresa concesionaria ni para la ciudad” denuncia Abraham. Los nuevos recortes no contemplan ningún caso “la necesidad de incorporar mecanismos que mejoran la gestión, la inspección y el control del contrato” y por el contrario, obligan a la empresa a asumir los costes, lo que podría suponer una posible pérdida de la calidad del servicio o el incumplimiento del contrato.

1 Comentario

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.