Estaràs asegura que la quema de basura importada en Mallorca no incumple la legislación europea

La eurodiputada balear del Partido Popular Rosa Estaràs asegura que el modelo de gestión de los residuos del Consell de Mallorca no contraviene en ningún caso el marco legislativo de la Unión Europea y defiende que, por el contrario, propicia la recuperación económica, crea puestos de trabajo y genera ahorro, además de ser totalmente sostenible y seguro.

La eurodiputada de PP abunda en que la importación de residuos se produce en los países más avanzados de Europa en temas medioambientales, como son Holanda, Alemania o Suecia, por lo que es una actividad plenamente regulada reglamentariamente en la UE. De hecho, “son estos países, afirma Estaràs, los que más reciclan, los que más incineran debido a su legislación medioambiental avanzada y la aplicación del denominado Vertedero Cero al igual que ocurre en Mallorca”.

Por otro lado, Rosa Estaràs precisa que “la actividad económica que se generará en materia de residuos revertirá en las empresas de Mallorca generando unos ingresos de 14 millones de euros y 345 empleos”.

Estaràs destaca que la incineradora de Son Reus está dedicada a los “residuos pretratados, es decir, material inerte compactado, no contaminante ni dañino para el medio ambiente”. Además, solo se autoriza el de aquellos que cuenten con el certificado reglamentario exigido por la Unión Europea, lo cual garantiza que han superado los controles de calidad y sostenibilidad.

La eurodiputada balear agrega que la emisión de gases de la incineradora está controlada por un plan de vigilancia ambiental establecido por la UIB, el Consell de Mallorca y el proyecto Tirme.

Rosa Estaràs indica que Tirme cuenta con la denominada Autoritzación Ambiental Integrada que se ocupa de regular, entre otros aspectos, los residuos que se pueden tratar en la planta incineradora con recuperación de energía, lo cual permite tratar los Combustibles Sòlids Recuperats (CSRs).

Sobre la importación de CSR’s de otras zonas y países, establece que “no influirán en la calidad del aire del entorno ya que todo el proceso estará supervisado por personal especializado, cumpliendo con la regulación del Reglamento de la Unión Europa de 2006, en el que se definen los procedimientos y regímenes de control para el traslado de residuos, en función de su origen, destino, ruta, tipo de residuos y tratamiento”.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.