El CRE avisa de que Baleares está en “alerta roja”

El Centre de Recerca Económica (CRE) ha advertido este lunes de que Baleares se encuentra en “alerta roja” y, por ello, ha pedido un amplio consenso a todos los agentes económicos, políticos y sociales de las islas para que de la mano ofrezcan una “nueva forma de encarar la realidad” en la comunidad, puesto que, según el director del CRE, Antoni Riera, las políticas que se están aplicando no están dando los resultados deseados y, por ello, está en juego también el futuro de las próximas generaciones.

Así lo ha dicho el responsable de este centro durante la presentación del Informe Económico y Social de la Baleares de 2011 que determina que la economía balear “está adelgazando pero no se está transformando”. En este sentido, ha destacado que la transformación no está avanzando “ni al ritmo adecuado, ni en la dirección deseada”.

Además, Riera ha reiterado que es necesario alcanzar un amplio consenso para lograr algunos objetivos como son garantizar el bienestar, impulsar la competitividad, identificar las debilidades estructurales, diferenciar la oferta de las islas, promover un desarrollo integral y equilibrar las cuentas públicas, entre otros.

Asimismo, ha abogado por buscar una financiación innovadora mejorar la gobernanza, forjar compromiso y visualizar el futuro. Todo ello con el fin de poner solución a los diferentes puntos críticos de la comunidad como son la “erosión” del bienestar, la pérdida de competitividad, los desequilibrios fiscales o la duplicidad de esfuerzos.

Riera ha explicado que la crisis económica ha afectado a la estabilidad, competitividad, equidad y sostenibilidad ambiental de la comunidad. No obstante, el archipiélago, según ha dicho, no está aprovechando las “consecuencias positivas” de la crisis como son las oportunidades que presenta para crear nuevos nichos de valor.

ENDEUDAMIENTO INSOSTENIBLE

En este sentido, ha apuntado que en las islas no se han observado cambios en la estructura y que la comunidad continúa con trabajadores no cualificados, mucho peso del sector de la construcción y un nivel de endeudamiento “insostenible”.

Por otra parte, Riera ha señalado que, pese a que se ha incrementado el VAB un 0,3%, éste es insuficiente para recuperar el nivel de actividad de antes de la crisis y consolidar las bases de una nueva senda de crecimiento estable. Además, la aportación de los principales sectores productivos a la actividad, así como la estructura ocupacional prácticamente no han variado.

En relación al turismo, el director del CRE ha hecho hincapié en que, si bien la llegada de turistas es muy importante para la comunidad, el hecho de que éstos viajen a las islas “no es garantía de más crecimiento o más bienestar”. En este sentido, ha manifestado que el modelo se ha “agotado” porque actualmente la llegada de turistas no se traduce ya en un incremento del rédito empresarial, ni de la ocupación o el bienestar.

PUNTOS CRÍTICOS

En cuanto a los “puntos críticos” del archipiélago, Riera se ha referido a la erosión del bienestar, la pérdida de competitividad, la permanencia de las debilidades estructurales, la escasa diferenciación de la oferta, un desarrollo integral insuficiente, desequilibrios fiscales y la falta de financiación.

El CRE ha hecho hincapié en que para garantizar el bienestar en las islas es necesario aumentar el nivel de competitividad, para lo que se debe hacer una serie de reformas que permitan afrontar las debilidades. Además, cree necesario corregir los desequilibrios fiscales y buscar los mecanismos que fomenten la inversión que facilite la generación y aprovechamiento de los nuevos conocimientos.

En este sentido, Riera ha lamentado que Baleares esté “a la cola” en inversión en I+D+i y que, pese a que realizado un esfuerzo en este sentido, éste “no es suficiente” en comparación con el llevado a cabo por otras autonomías.

“La inversión es insuficiente y afecta a nuestro nivel de competitividad, bienestar y desarrollo”, ha reiterado el máximo responsable del CRE, quien también ha criticado que la comunidad “expulse talento”, lo que derivará en que “nuestro nivel de desarrollo experimentará una erosión en los próximos años”.

PREVISIÓN PARA EL 2012

Por otro lado, ha explicado que el CRE mantiene la estimación de crecimiento del 0,5% negativa para 2012, lejos de la previsiones de crecimiento del Govern balear, que es del 0,2% del PIB para el presente ejercicio.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.