Wert aboga por una gran coalición para salvar el cine español

El ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert, considera que el sistema de evaluaciones finales en la ESO y el Bachillerato que se implantará tras la reforma educativa es “garantía” para que el sistema educativo funcione.

Así lo ha dicho en Radio Nacional de España (RNE), donde ha defendido la reforma y ha criticado a los que hablan de “reválidas” y que, en su opinión, no quieren mirar “ni hacia delante ni hacia fuera”.

Ha explicado que la reforma, “que no es ideológica sino pragmática”, plantea como principales objetivos atajar la tasa de abandono escolar y aumentar la autoridad del profesor.

“Me revelo por el dato del 26,5% de abandono escolar porque no hay ninguna razón estructural sino que es un problema de mal funcionamiento del sistema educativo”, ha manifestado Wert.

Cree, además, que no puede haber un sistema educativo eficiente si no hay profesores motivados. “Son el ancla fundamental del sistema educativo”, ha dicho.

“Las tasas universitarias no han subido tanto”
A juicio del ministro de Educación, las tasas universitarias no han subido “tanto”. No tiene datos de cuántos alumnos se han quedado fuera de la educación universitaria por no poder pagar las tasa y ha asegurado que “nadie debería quedarse fuera de la educación superior por problemas económicos”.

Considera que la subida de tasas afectará a algunas familias “cuyo umbral de ingresos supera el mínimo para acceder a una beca”.

Por otro lado, ha dicho que el sistema educativo debe garantizar educación en castellano a las familias que lo deseen en Cataluña.

Aboga por una gran coalición para salvar el cine español

Por otra parte, ha abogado hoy por “una gran coalición” para la salvar la industria del cine español en la que “cese la situación de recelo” con la que “se miran” sus distintos protagonistas.

En su opinión, productores, exhibidores y artistas, por un lado, y los sectores encargados de aportar los recursos para que la industria cinematográfica “se mueva”, por otro, se miran permanentemente “con recelo”.

“Estoy pensando fundamentalmente en las televisiones y en inversores de origen mediático o no, tanto da, que son los que pueden aportar esos recursos a la industria”, ha indicado el responsable de Cultura, quien ha considerado necesario cambiar la actual filosofía de “ayuda directa al cine”.

Según el ministro, España “no tiene una industria capaz de producir, con una cierta eficacia económica, más de cien películas tal y cómo se estaban produciendo al año”, y ha recalcado que, al final, “resulta que solo una parte de ellas, y a veces ni siquiera la mayoría, llegaban a las salas”.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.