Baleares tiene la tasa más alta de España de delitos de menores

Baleares cuenta con una tasa de delitos de menores de 7,93 por cada 1.000 habitantes, con lo que es la autonomía con una cifra más elevada y presenta unos datos superiores a la media (5,81).

A nivel nacional, un total de 17.039 menores fueron condenados en 2011, lo que supone un 6,6 por ciento menos que el año anterior, según un informe presentado por el Instituto Nacional de Estadística (INE), que también destaca que dos de cada tres de los condenados cometió más de una infracción penal.

Así, el documento indica que de los menores condenados, el 84,3 por ciento fueron varones y el 15,7 por ciento mujeres. El grupo de 17 años fue el más numeroso (32,1 por ciento del total), seguido del grupo de 16 años (29,7 por ciento). Del mismo modo, la mayoría de los menores condenados fue de nacionalidad española (79,1 por ciento), mientras que la proporción de extranjeros disminuyó hasta el 20,9 por ciento, frente al 23,9 por ciento del año anterior.

En cuanto al número de infracciones cometidas, dos de cada tres menores condenados cometió una única infracción penal y uno de cada tres realizó más de una. En este sentido, el INE ha apuntado que en 2011 se inscribieron 29.397 infracciones penales cometidas por menores, un 5,4 por ciento menos que en el año anterior. De este total, el 64,8 por ciento fueron delitos y el 35,2 por ciento faltas.

Por tipología del delito, los de mayor incidencia fueron los robos, que representan un 41,4 por ciento del total, mientras que los delitos de lesiones representaron un 12,3 por ciento y los delitos contra la seguridad vial un 8,6 por ciento. Entre las faltas, las más frecuentes fueron las realizadas contra las personas (62 por ciento) y contra el patrimonio (34 por ciento).

En este sentido, el INE destaca que las infracciones realizadas a los 17 años, y que suponen un 32,7 por ciento del total, son más del doble que las practicadas por los menores a los 14 años (15%). Por otra parte, el 77,6 por ciento de las infracciones fueron cometidas por menores españoles (frente al 74,8 por ciento en el año anterior), mientras que el 22,4 por ciento de las infracciones fueron practicadas por extranjeros (frente al 25,2 por ciento en 2010.

MEDIDAS ADOPTADAS

El informe señala que los jueces adoptaron en 2011 un total de 23.718 medidas, lo que supuso un descenso del 5,4 por ciento respecto al año anterior. Las medidas adoptadas más frecuentes fueron la libertad vigilada (34,8 por ciento del total), la prestación en beneficio de la comunidad (21,3 por ciento) y el internamiento en régimen semiabierto (12,4 por ciento).

A medida que aumenta la edad del infractor los jueces dictan con mayor frecuencia la medida de realización de tareas socio-educativas (10,3 por ciento a los 14 años y 12,5 por ciento a los 17 años) y con menor asiduidad la libertad vigilada (39,8 por ciento a los 14 años y 30,8 por ciento a los 17 años), indica el documento.

Atendiendo a la nacionalidad del infractor, se observa que, en términos relativos, la medida de internamiento en régimen cerrado recae con más frecuencia en menores extranjeros (5,6%) que en menores españoles (1,6%). Lo mismo sucede para la medida de internamiento en régimen semiabierto (16,7 por ciento en el caso de los menores extranjeros y 11,1 por ciento en los españoles).

Por autonomías, Andalucía fue la comunidad con más condenados inscritos en el Registro en 2011, con el 23,2 por ciento del total, por delante de la Comunidad Valenciana (14,7%) y Cataluña (11,6%). Este orden se mantuvo en el caso de menores condenados de nacionalidad española. Sin embargo, Cataluña fue la comunidad con mayor número de menores extranjeros condenados, seguida de Comunidad Valenciana y la Comunidad de Madrid.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.