UPYD pide la privatización de IB3

Unión Progreso y Democracia (UPyD) considera que la declaración del conseller de Presidencia, Antonio Gómez, de dar entrada a capital privado pero conservando el modelo de gestión pública de IB3, es “una de esas medidas timoratas a que nos ha acostumbrado el Govern para intentar disimular su falta de valentía y contentar a ciertas fuerzas vivas. En más de un año aún no ha habido desaparición significativa de empresas públicas, no se ha planteado la desaparición de los Consells Insulars, especialmente el Consell de Mallorca, fusión de ayuntamientos, tampoco la privatización de IB3”.

“Este gobierno”, dice Juan Luis Calbarro, portavoz de UPyD, “tiene el síndrome del coche de lujo, que consiste en creer que, teniendo un coche de lujo con una gran potencia de motor, basta sólo con reducir el consumo de gasolina para ahorrar. La administración balear, como la administración del resto de España, ha de perder tamaño, eliminando todos los servicios que no sean esenciales. De nada vale -y además es injusto- reducir el sueldo o el número de los funcionarios si no acometemos los recortes realmente necesarios. Hay que cambiar de coche, porque el de lujo, con menos gasolina, funcionará mal y caerá en sucesivas averías”.

“La privatización de IB3 supondrá un ahorro significativo y puede generar ingresos si se acomete un proceso de privatización serio, que garantice conservar el mayor número posible de puestos de trabajo”, concluye el portavoz de UPyD Baleares.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.