Libertad bajo fianza de 18.000 euros y destierro para el joven que incendió el coche de Simarro

La titular del Juzgado de Instrucción número 5, Ana San José, ha decretado libertad bajo fianza de 18.000 euros y destierro para Jordi P.C., el autor confeso del incendio del coche del alcalde de Sóller, Carlos Simarro, según ha informado este sábado el diario Última Hora.

Según los dos autos dictados por San José, el imputado tiene la obligación de comparecer el día 20 de cada mes en los juzgados de Vía Alemania, debe entregar el pasaporte y tiene la prohibición de acercarse a menos de 500 metros del alcalde, de su domicilio, centros de trabajo o lugares de esparcimiento o recreo. Debido al destierro, no podrá volver a residir en Sóller.

La Policía Local de Sóller y la Guardia Civil detuvieron la madrugada del 17 de septiembre a Jordi P.C., después de que un vecino del municipio mallorquín alertase de que un individuo oculto con un pasamontañas estaba prendiendo fuego a varios parquímetros de la localidad.

Tras el aviso, inmediatamente se movilizaron las patrullas de ambos cuerpos, que comprobaron que había un total de siete parquímetros dañados por fuego, por lo que iniciaron la búsqueda del posible causante, que, al ser sorprendido, salió huyendo a pie por el interior de Sóller y arrojando a los patios y jardines objetos que portaba en ese momento.

Tras la persecución, el joven, de 20 años de edad fue finalmente detenido tras ser interceptado por la patrulla que lo seguía. Pese a la resistencia opuesta a su arresto, enseguida acudió la Guardia Civil que se hizo cargo del detenido, trasladándolo a sus dependencias.

Por su parte, Simarro aseguró tras, conocer los hechos, que no existe “ninguna alarma social” en su municipio para que se actúe con “semejante vandalismo”, por lo que consideró “incomprensible que haya gente que sea capaz de pasar esta línea llevando a cabo este tipo de actos y más cuando hay unas normas de convivencia”.

En un comunicado, Simarro se mostró “sorprendido, triste y confuso”, ya que, a su juicio, los daños podrían haber sido “mucho más graves”, teniendo en cuenta que de no ser por la “rápida” intervención de los bomberos de Sóller, “todo el edificio” en el que reside, así como el resto de vehículos, “podrían haberse quemado”.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.