Los Ciberagentes de la Policía Nacional claves para detener al homicida de la UIB

Ciberagentes de la Policía Nacional rastrean la red en busca de posibles hechos o contenidos delictivos. La colaboración ciudadana es clave en la investigación. El grupo de Redes Abiertas de la Brigada de Investigación Tecnológica trabaja en Internet para detectar contenidos ilícitos o delictivos e iniciar las correspondientes investigaciones. La información recogida en la red es filtrada y examinada por expertos que determinan si se trata de contenido ilegal para dar comienzo a las primeras pesquisas. A través del correo delitos.tecnologicos@policia.es los ciudadanos pueden ponerse en contacto con los agentes especializados y denunciar cualquier hecho delictivo.

Internet es un canal de comercio en el que se muestra un amplio abanico de ofertas que van desde productos, hasta empleos o alquileres. Los agentes de la Brigada de Investigación Tecnológica prestan especial atención a todo ello y bucean a través de la red para vigilar el uso que se hace de estas ofertas, si se trata de productos legales o bien si se está cometiendo un delito.

Filtrar y valorar la información recibida

Los ciudadanos juegan un papel clave a la hora del inicio de las primeras pesquisas, , ya que en muchas ocasiones son ellos los que dan la alarma acerca de algo o alguien que les resulta sospechoso, como ha sucedido en el caso del imitador de la masacre de Columbine en las Illes Balears. Es en este momento cuando los policías proceden a filtrar y valorar la veracidad de la información que les llega y proceden, en caso afirmativo, al inicio de las investigaciones. Aunque en un primer momento se centren en Internet, posteriormente darán paso a otras formas de investigación más tradicional como los registros domiciliarios o seguimientos.

Componentes químico-explosivos

La compra- venta de componentes químico-explosivos es una materia muy vigilada en el ámbito policial y que se trabaja desde hace mucho tiempo. Este tipo de sustancias peligrosas lleva consigo un fuerte control administrativo y por ello es necesario probar la intención de uso que se le va a dar al material comprado. En el momento en el que los agentes sospechan de la posibilidad de un mal empleo se despliegan las investigaciones hasta probar su verdadera utilidad y finalmente hasta la detención, en aquellos casos constitutivos de delito, del sospechoso o sospechosos.

La Policía Nacional solicita la colaboración ciudadana para la lucha contra el delito en Internet y anima a los ciudadanos a ponerse en contacto a través del correo delitos.tecnologicos@policia.es con los agentes especializados y denunciar cualquier situación que les resulte sospechosa o que tengan conocimiento de que se trata de un hecho delictivo.

1 Comentario

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.