Cañete responde a Manchado que no es de su competencia decidir sobre la importación de residuos europeos a Mallorca

El ministro de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Miguel Arias Cañete, ha aclarado este martes que no es competencia del Estado decidir sobre la importación de residuos generados en países europeos a Mallorca para ser incinerados en la planta de Son Reus, ya que este tipo de competencias, que corresponden a las Comunidades Autónomas y a los Ayuntamientos, sólo se ejercen a nivel estatal “cuando los traslados se producen de países no integrados en la Unión Europea”.

Así lo ha manifestado Cañete durante el Pleno del Senado al ser preguntado por el senador socialista José Antonio Manchado sobre si cree que es coherente con la política medioambiental del Gobierno la decisión anunciada por el Consell de Mallorca de importar residuos de países europeos para que sean incinerados en la planta de la isla balear.

“Las operaciones relativas a la incineradora de Mallorca son competencia autonómica y local y no estatal”, ha aseverado Cañete, para añadir que, por ello, es en el parlamento autonómico de Baleares y no en el Senado donde se debería plantear esta pregunta. “Estamos en una cámara parlamentaria que controla la actuación del Gobierno en el marco de sus competencias, no las opiniones que puedan tener los miembros del Gobierno sobre cualquier actuación de una administración autonómica”, ha apostillado.

Asimismo, se ha mostrado sorprendido de que haya sido Manchado quien le ha formulado esta cuestión, teniendo en cuenta que fue el Gobierno balear del que el senador formaba parte el que decidió en 2008 modificar la autorización ambiental integrada de la incineradora de Mallorca. “Usted era favorable a la incineradora en aquel momento. No ha sido el Gobierno del PP de la Comunidad Autónoma ni el Gobierno de la nación el que ha establecido la localización y el que ha tomado la decisión”, ha señalado.

RIESGOS PARA MALLORCA

Por su parte, el senador ha argumentado que ha decidido plantear esta pregunta en la Cámara Alta porque cree que “no se trata tanto de competencias como de política medioambiental española” y porque considera necesario saber qué le parece al Gobierno que la importación de basuras “pueda afectar a la imagen de la isla como destino turístico” y por lo tanto “a la economía balear y española”.

“Le pregunto si le parece que esos intereses de esa compañía concesionaria deben prevalecer sobre los riesgos medioambientales que tiene trasladar basura en barcos y después en cientos o miles de camiones por la isla de Mallorca y si le parecen supeditables los posibles riesgos para la salud humana que tiene cuadriplicar el número de emisiones o la producción de cenizas a los intereses de la empresa concesionaria”, ha manifestado el senador socialista.

A este respecto, Cañete ha señalado que no parece que la actividad de la incineradora, “si se hace con todas las garantías que establece la normativa europea, vaya a perjudicar al Turismo o a la calidad de vida de los habitantes de la isla”, al tiempo que ha recordado que fue el Gobierno Balear socialista el que “en su momento” autorizó las importaciones y el que también debió evaluar “cuál era el impacto ambiental de la incineradora”.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.