La Policía detiene en Manacor a 17 personas que facilitaban contratos falsos de trabajo a inmigrantes

La Policía Nacional ha desarticulado en Manacor una red organizada que facilitaban contratos falsos de trabajo a inmigrantes, y ha procedido a la detención de 17 personas relacionadas con esta operación.

Tras varios meses de investigación, agentes de la Policía Nacional han procedido al desmantelamiento y desarticulación de una red organizada dedicada a la comisión de delitos directamente relacionados con la facilitación de contratos falsos de trabajo para recibir prestaciones fraudulentas del Ministerio de Trabajo, consecución de permisos de residencia por arraigo o renovación de los mismos, según ha informado en un comunicado la Jefatura Superior de las Islas Baleares.

Durante la operación policial, se ha procedido a la detención 17 personas, en su mayoría de origen marroquí, entre los que se encuentra el cabecilla del grupo y empresario de la construcción, José S. L. español, y Manuel G. P., español, gestor y persona que captaba clientes y gestionaba los documentos necesarios para la consecución de los objetivos delictivos, muy conocido en la zona de Manacor por “arreglar papeles a inmigrantes”.

Igualmente fueron imputados en la misma operación los hermanos Juan y Oscar G.D., los cuales aparecían como administradores de la empresa.

La actividad del grupo delictivo consistió en la creación de una empresa ficticia -carente de cualquier actividad-, a través de la cual, el gestor detenido contrataba a trabajadores inmigrantes, que pagaban unas cantidades aproximadas a 600 euros, a cambio de obtener un contrato de trabajo. Dicho contrato, servía más adelante para, en unos casos, cobrar prestaciones, en otros renovar el permiso de residencia y en otros obtener un permiso de residencia por arraigo.

El empresario de la construcción detenido dio de alta en su empresa a más 100 trabajadores acumulando una deuda en la Seguridad Social que asciende a 212.000 euros.

Por otro lado, en el curso de la investigación, se tuvo constancia de los abusos por parte del gestor, que llegó a contratar a un ciudadano marroquí para que trabajase en una finca de su propiedad a cambio de la realización de un contrato en la empresa citada.

Los investigadores, calculan, por ahora, que el dinero cobrado fraudulentamente por prestaciones por desempleo asciende a más de 45.000 €, pudiendo llegar a superar el fraude total los 200.000 € y el lucro obtenido por los detenidos se elevaría por encima de los 60.000 €.

La operación realizada por funcionarios adscritos a la Brigada Provincial de Extranjería y Fronteras de la Jefatura de Baleares, sigue abierta no descartándose nuevas detenciones.

Los detenidos fueron puestos a disposición judicial acusados de falsedad documental, estafa, delitos contra la Seguridad Social y pertenencia a Grupo Criminal.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.