SATSE exige la supresión del complemento de alto cargo público

Todos los complementos que reciben los trabajadores públicos se han visto recortados durante la crisis económica. Primero con la reducción del 5% en complementos que se estipuló en 2010 y ahora con la supresión de la paga extra de Navidad que incluye los trienios y el complemento de destino. En Sanidad, además, el complemento por carrera profesional se ha reducido en más de un 50% y también se ha recortado la productividad variable.

El poder adquisitivo de las enfermeras se ha reducido en más de un 20% desde que empezó la crisis, mientras tanto cada funcionario de carrera que haya sido un alto cargo de la administración pública balear durante dos años seguidos o tres (con interrupciones) cobra un complemento de alto cargo vitalicio. Es decir, los ciudadanos destinamos más de 16 mil euros anuales a cada uno de estos expolíticos desde que se aprobara la Ley 3/2007 del 27 de marzo de la Función Pública de la comunidad.

SATSE exige la supresión inmediata del complemento de alto cargo, conocido también como nivel 33, pensado para el lucro de la clase política que, de momento, otorga miles de euros a más de un centenar de funcionarios que han vuelto a su lugar de trabajo después de ejercer un alto cargo público en cualquier administración de Baleares. Una cifra que, siendo este complemento de por vida, se irá incrementando irremediablemente. El Sindicato de Enfermería considera que éste sí es un complemento recortable.

Miles de trabajadores cualificados se ven obligados a exiliarse de España en busca de un trabajo digno mientras el Gobierno sigue enfocando mal los recortes. Según la reciente publicación del Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS) el 26,9 % de los españoles ve a la clase política como un problema tras el paro (79,3%) y los problemas económicos (49,4%). Frente a esto, los dos principales partidos de España se culpan mutuamente.

En nuestra comunidad, además, según publica la encuesta Gadeso, los baleares otorgan un 4 de nota media a los políticos en el mejor de los casos. También crece la desconfianza.

Mientras tanto se siguen recortando las partidas de personal en los presupuestos. Se cierran empresas públicas y se despide al personal interino para reestructurar la administración. Se recortan complementos que por los que los colectivos llevan años luchando. SATSE considera intolerable que profesionales cualificados tengan que abandonar el país por falta de empleo mientras hay partidas presupuestarias para pagar el complemento de alto cargo.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.