BMN pretende seguir su proyecto en solitario

Banco Mare Nostrum (BMN) ha presentado al Banco de España un plan “provisional” para seguir en solitario que contempla desde la venta de participadas y una eventual ampliación de capital hasta la inyección de ayudas públicas en forma de bonos convertibles contingentes, los conocidos como ‘cocos’, según han informado a Europa Press en fuentes financieras.

La idea de BMN pasa por rebajar a menos de 1.000 millones de euros las necesidades de capital desveladas por la consultora independiente Oliver Wyman, que ascendían a 2.208 millones en un escenario estresado. “Se trata de un borrador en solitario porque no hay negociaciones en marcha”, aseguraron las mismas fuentes.

La entidad fruto de la integración de Cajamurcia, Caixa Penedès, Caja Granada y Sa Nostra se planteó una fusión con Popular, pero las pruebas de resistencia de Oliver Wyman “mataron” este proyecto, según las fuentes consultadas. Popular presentó un déficit de capital de 3.223 millones en el escenario más estresado.

Sin embargo, este plan inicial es provisional, ante la indefinición del precio al que se traspasarán los activos ‘tóxicos’ al conocido como ‘banco malo’, cuyo desarrollo normativo ultima el Gobierno, y depende de que se formalicen conversaciones sobre operaciones corporativas. El Banco de España tendrá que decidir si le convence o no este borrador en unos 15 días.

BMN ya aseguró cuando se publicaron las pruebas de esfuerzo que no presentaría un programa con variaciones significativas respecto al aprobado por el Banco de España el pasado 27 de junio, que incluía un “importante plan” de venta de activos, además de la capacidad de generación interna de recursos propios.

En ese momento la entidad presidida por Carlos Egea garantizaba que ha demostrado en sucesivas ocasiones su capacidad para cumplir las cambiantes exigencias regulatorias impuestas al sector bancario.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.