El Ayuntamiento de Palma sólo ha utilizado el 25% de las partidas presupuestadas para ayudas sociales

El PSIB ha criticado este miércoles que el Ayuntamiento de Palma tenga sin gastar 3,5 millones de euros de partidas sociales y que sólo haya abonado un 25,5 por ciento -1,4 millones- de los 4,9 millones de euros que presupuestó para ayudas económicas urgentes, emergencia social, subvenciones e intervención a familias en situación de riesgo.

Las concejales del partido en el consistorio Virginia Abraham y Maribel González han lamentado en rueda de prensa que, pese a la situación de emergencia social que viven muchas familias de Palma, el consistorio tenga tres de cada cuatro euros presupuestados sin gastar.

Concretamente, Abraham ha detallado que, de los 3,5 millones de euros que Cort tiene sin gastar, cerca de 1,7 millones corresponden a ayudas económicas urgentes, 1,4 millones a subvenciones de interés general, y 200.000 euros a intervención familiar en situación de riesgo, así como a ayudas de emergencia social.

“NO SE ENTIENDE” LA GESTIÓN EN SERVICIOS SOCIALES

Por ello, Abraham ha considerado que “no se entiende” la gestión en servicios sociales llevada a cabo por el equipo de Gobierno de Mateu Isern y ha considerado que el Ayuntamiento no gasta esta cantidad porque los servicios sociales están aplicando, a la hora de otorgar las ayudas, “los mismos criterios que hace 20 años”.

Así, ha entendido que es “fundamental” que se revise el catálogo de servicios sociales para “dar una respuesta real” a las necesidades actuales de Palma, así como que se trabaje en la elaboración de un plan de erradicación de la pobreza y la exclusión social. Para esto último será necesario, ha apuntado, llevar a cabo previamente un análisis de la situación de la capital.

Por su parte, Maribel González ha explicado que esta situación de emergencia -en Baleares un 32,4% de la infancia está en riesgo de pobreza- es todavía más visible en los centros educativos con el inicio del llamado “curso del tupper”.

UN 30% DE LOS COLEGIOS ESTÁ CERRANDO LOS COMEDORES

En este sentido, ha destacado que alrededor de un 30 por ciento de los comedores escolares han cerrado o lo prevén hacer, que las becas de comedor y de ayudas a los libros de texto no se han convocado, o el aumento del IVA en el material escolar.

“Hay niños que la única comida decente que hacen al día es la del colegio”, ha indicado. Además, ha explicado algunas de las propuestas socialistas que llevarán al pleno como la realización de un estudio para detectar qué niños escolarizados en Palma “se quedan sin comer en el patio” puesto que “es un número muy elevado, según nos está llegando”.

Los socialistas también proponen poner en marcha un programa de distribución de alimentos en las escuelas públicas para garantizar la alimentación de los niños, ejecutar una iniciativa de menús saludables para que las familias que usan el tupper den una nutrición correcta a sus hijos y sumarse a la iniciativa ciudadana ‘Por un precio justo de los libros de texto’.

Además, pretenden instar al Ministerio de Educación y a la Conselleria del ramo a adoptar las medidas necesarias para poner en marcha un sistema efectivo para la reutilización de los libros de texto, y que Cort se comprometa a mantener el Servicio Municipal de Educación de Adultos, entre otras propuestas.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.