El PSIB recurre en el TC la Ley de Función Pública por “discriminar” el catalán

El PSIB ha presentado este jueves un recurso ante el Tribunal Constitucional (TC) contra la modificación de la Ley de Función Pública, aprobada por el Parlamento balear, mediante la cual el catalán pasa de ser un requisito a ser un mérito en el acceso a la Administración Pública balear.

La secretaria general de los socialistas de Baleares, Francina Armengol, ha registrado esta mañana el recurso junto al senador socialista por Baleares, Francesc Antich, y al senador del PSOE por Mallorca, Antonio Manchado.

Así, en declaraciones a los medios de comunicación después de hacer entrega del recurso al Alto Tribunal, Armengol ha dicho que los socialistas se han visto “obligados” a presentar dicho recurso porque, a su juicio, “discrimina la lengua propia de la Comunidad Autónoma de Baleares, el catalán que, además, es lengua oficial”.

Según la dirigente socialista, la modificación de la norma discrimina al catalán porque “los ciudadanos pierden el derecho a ser atendidos ante la Administración de las Islas Baleares en lengua catalana”. “Nos hemos visto obligados porque ha habido un clamor popular, 50.000 personas salieron a la calle pidiendo esa no modificación”, ha denunciado, al tiempo que ha agregado que también ha habido “12.000 alegaciones que no fueron contestadas por parte del Gobierno balear”.

En este sentido, ha manifestado que el PSIB recoge un “sentimiento muy mayoritario” de ciudadanos que “no quieren ver mermados sus derechos lingüísticos”. “No nos queda más remedio que presentar este recurso al TC porque el PAP ha roto él solo el diálogo, el consenso histórico que teníamos en las Islas Baleares desde la Ley de Normalización Lingüística aprobada en 1986”, ha aseverado.

BAUZÁ NO TIENE “CAPACIDAD DE DIALOGAR”

La secretaria general del Partido Socialista balear, ha contado que solicitó “reuniones específicas” con el presidente de la Comunidad, José Ramón Bauzá, para tratar esta cuestión y ha denunciado que no le convocó porque “no ha tenido esa capacidad de dialogar” ni con los socialistas “ni con la sociedad civil que no estaba de acuerdo”.

“Bauzá es un presidente que no se siente orgulloso de la tierra que representa ni de su lengua ni de nuestra singularidad. De hecho, no defiende nada, no defiende la lengua ni la singularidad. Nosotros estamos orgullosos de estas diferencias y no vamos a dejar tirados a tantos ciudadanos que reclaman sus derechos”, ha sentenciado.

Asimismo, ha comentado que “evidentemente” ve posibilidades de que el recurso prospere porque la Ley “atenta directamente contra el Estatuto de Autonomía de las Islas Baleares, contra la Constitución española y contra el Estatuto Básico del Empleado Público, pues, precisamente, deja de tratar la lengua catalana como lengua oficial y como lengua propia de las Islas Baleares”.

“Es un ataque directo contra Constitución, Estatuto de Autonomía. Estamos en una situación de irregularidad y entendemos que se tiene que volver a la legalidad, a la regularidad y al consenso básico. Además, no se entiende que en una situación de crisis económica donde los ciudadanos tiene muchos problemas, el Gobierno balear ponga más problemas encima de la mesa”, ha remachado.

Armengol, ha insistido en que “tanto sentencias anteriores como la propia normativa básica del Estado y de la Comunidad Autónoma garantizan el derecho de los ciudadanos a ser atendidos en lengua catalana y castellana, las dos lenguas oficiales de la Comunidad, por parte de la administración pública”.

Dicho esto, ha asegurado que si los socialistas llegan al Gobierno balear el año 2015 “esta Ley se cambiará y volverá a los consensos lingüísticos que jamás se debieron romper por parte de una formación política como es el PP”. “No es una sensación, es una realidad”, ha subrayado.

LA MAYORÍA ELECTORAL “NO ES UNA CARTA BLANCA”

Sobre la mayoría electoral que esgrime el PP como respaldo para la modificación de la Ley, Armengol ha recordado que “no es una carta blanca para hacer lo que uno quiere”, por lo que “eso no es excusa” para llevarla a cabo.

Por su parte, el senador Antich ha recordado que es la Constitución española la que dice que en las Islas Baleares hay dos lenguas que son oficiales y que esa jurisprudencia dice también que ninguna de las dos tiene preferencia sobre la otra.

“Lo que está pasando ahora es que el castellano está teniendo preferencia sobre el catalán porque el castellano será un requisito y el catalán un simple mérito”, ha puntualizado, para después advertir que “lo que no puede hacer el PP es ir en contra de esa Constitución, que nos hemos dado entre todos”.

Preguntado sobre los que argumentan que una persona cualificada no puede acceder a la administración pública si no es conocedor del catalán, Antich ha contestado así: “Imagínese que no supiese castellano. ¿Qué opción tendría?”. “Es un tema de Constitución. ¿Por qué tiene que haber ciudadanos de primera y de segunda?”, ha planteado.

Finalmente, en este misma línea, Armengol ha recalcado que es un argumento “totalmente falso” y ha asegurado que “no ha pasado jamás en la historia de las Islas Baleares”. “El problema no es este. El problema es que hay una intencionalidad clara de castellanizar la administración pública”, ha concluido.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.