El 56% de los nuevos casos de VIH en Baleares son diagnosticados de manera tardía

Más de la mitad (56 por ciento) de los nuevos casos de VIH en Baleares son diagnosticados de manera tardía, lo que dificulta que las personas diagnosticadas puedan recibir un tratamiento adecuado para mejorar su calidad de vida, así como el seguimiento médico y la información actualizada para adoptar las medidas necesarias que eviten la reinfección y la transmisión del virus a otras personas.

Así lo ha informado en un comunicado la Dirección General de Salud Pública y Consumo, en el que ha detallado que durante el 2011, se realizaron en Baleares un total de 50.512 pruebas gratuitas de detección del virus de inmunodeficiencia humana (VIH).

De ellas, ha concretado que 49.623 se llevaron a cabo en los centros asistenciales dependientes del Servicio de Salud y 889 en el entorno no asistencial (282 en la Asociación de Lucha Antisida (Alas) de Mallorca); 207 en Alas Ibiza; 198 en Médicos del Mundo, 98 en los Centros de Atención a las Drogodependencias (CAD) y 104 en el Centro de Diagnóstico, Tratamiento y Prevención de Infecciones de Transmisión Sexual (CAITS).

Concretamente, de las 889 pruebas gratuitas realizadas en el entorno no asistencial, únicamente 5 tuvieron un resultado positivo de VIH, de las que 3 se detectaron en Alas Mallorca y 2 en el CAITS.

Por otro lado, el 48,5 por ciento de las personas que se hicieron la prueba era hombre y el 51,5 por ciento mujer, mientras que el grupo de edad mayoritaria se sitúa en el rango de 30-39 años (36,5%), seguido del grupo de 25-29 años (22,3 por ciento).

En cuanto al país de origen, el 54,1 por ciento de las personas que solicitaron hacer la prueba era población española (458) y el 44,4 por ciento extranjera (376). En cuanto a los extranjeros, la mayoría era de América del Sur (50 por ciento), seguidos de los nacidos en el África Subsahariana (15,7 por ciento) y Europa del Este (14,9 por ciento).

Por su parte, las mujeres procedentes de otros países solicitaron hacerse la prueba en un porcentaje mayor que las españolas (74,5 por ciento, frente a un 33 por ciento), mientras que de las mujeres que se hicieron la prueba gratuita, el 56,4 por ciento (436) ejercía la prostitución.

Mientras, el 6,2 por ciento de las españolas que solicitaron la prueba de VIH ejercía la prostitución, frente al 50,2 por ciento de las extranjeras.

Respecto a la tendencia sexual, el 74,4 por ciento de las personas de la muestra se define como heterosexual; el 17,3 por ciento homosexual y el 6,3 por ciento bisexual.

En cuanto al motivo de la prueba, en el 96 por ciento de los casos se sabe la práctica de riesgo que motivó la solicitud de la prueba, de forma que en el 93,6 por ciento de los casos, la causa era una práctica sexual de riesgo.

Por su parte, más de la mitad de las personas de la muestra (68,6 por ciento) ya se había hecho una prueba o más anteriormente, mientras que los que repiten la prueba con más frecuencia (80,5 por ciento) son los hombres que mantienen relaciones sexuales con hombres.

USO DEL PRESERVATIVO

Por otro lado, un total de 792 personas han contestado a las preguntas sobre el uso del preservativo, de manera que de éstas, más de la mitad (65,2 por ciento) utiliza siempre el preservativo en las relaciones sexuales con parejas ocasionales, mientras que el 7,8 por ciento no lo utiliza nunca o casi nunca.

Mientras, los hombres que utilizan siempre preservativo con la pareja ocasional son menos que las mujeres (el 54,5 por ciento frente al 75,2 por ciento) y, entre los hombres, los homosexuales utilizan preservativo en una proporción más alta que los heterosexuales (el 65,2 por ciento frente al 46,2 por ciento).

Finalmente, entre las personas de Baleares que forman parte del estudio y que tienen una pareja estable (443), los hombres heterosexuales son los que menos usan el preservativo en las relaciones ocasionales (el 51,9 por ciento frente al 78,1 por ciento de los homosexuales y el 82,7 por ciento de las mujeres). Por su parte, el 16 por ciento de los hombres heterosexuales admite que no lo utiliza nunca o casi nunca, algo que también afirman el 4,1 por ciento de los homosexuales y el 4 por ciento de las mujeres).

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.