El PSOE avisa que disminuir en 28 millones el presupuesto de Palma perjudica a miles de familias

“El agujero de 28 millones en el presupuesto del Ayuntamiento de Palma supondrá un descuadre en el presupuesto de miles de familias porque suponen nuevos recortes” ha lamentado hoy la portavoz del PSIB-PSOE en el Ayuntamiento de Palma, Aina Calvo, quien ha destacado las tres fronteras que los socialistas consideran que no se tienen que traspasar ante la bajada de ingresos: 1) mantener y gastar el gasto social, 2) congelación de impuestos y tasas y, 3) que no se destinen el dinero de educación a los bancos.

El anuncio del regidor de Hacienda de Palma esta misma semana de que la bajada de ingresos abre un agujero de 28 millones en el presupuesto del Ayuntamiento de Palma no puede ser, según los socialistas, “la excusa para dejar bajo mínimos a los ciudadanos”.

Calvo ha explicado que nuevos recortes supondrán “mucho problemas para miles de familias a las que el Ayuntamiento ha cerrado servicios básicos y les ha subido la contribución, el billete del autobús y otros impuestos”.

A pesar de las dificultades económicas que atraviesa el Ayuntamiento por la caída de ingresos, Calvo ha tendido la mano al Alcalde ahora que es el momento de hablar del presupuesto de 2013. “Podemos hablar de todo, pero los socialistas tenemos tres fronteras muy claras que no se pueden traspasar” ha aclarado.

La primera sería que el Ajuntament gaste en las necesidades sociales reales de la ciudadanía el presupuesto de este año en el que todavía estan sin gastar 3,5 millones de euros destinados a emergencia social y ayudas urgentes; y que las partidas destinadas a atención social se mantengan para 2013.

En segundo lugar, los socialistas reclaman que el Ayuntamiento no continúe cargando las consecuencias de la crisis sobre las espaldas y bolsillos de la ciudadanía y que congele impuestos, tasas y precios públicos para 2013.

Como tercera frontera, desde el PSIB-PSOE se pide el mantenimiento del presupuesto de educación y que éste no se reduzca para pagar a los bancos como ha ocurrido con el dinero de las escoletas.

Los socialistas consideran que el agujero en el presupuesto es “la crónica de una muerte anunciada”, puesto que el presupuesto se aprobó tarde (el pasado mes de febrero) y con importantes carencias, como ya denunciaron al pleno de febrero, cuando el regidor socialista Andreu Alcover, anticipó con la proyección de los ingresos existentes que el presupuesto tendría un agujero de 28,2 millones de euros.

Así mismo, el grupo PSIB-PSOE solicita que el Ayuntamiento reclame la deuda que el Govern mantiene en concepto de ley de capitalidad. “Resulta incomprensible, que el Alcalde no agote todas las posibilidad antes de continuar recortando y subiendo impuestos. Si lo hace nos encontrará a su lado” ha explicar Calvo.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.