La Policía recupera 86 vehículos de lujo y detiene a 14 personas en Murcia, Andalucía, Baleares y Cataluña

Agentes de la Policía Nacional, en el marco de un operativo internacional en el ámbito de la UE contra el tráfico ilícito de vehículos, han recuperado 86 vehículos valorados en más de 1.300.000 euros. Además han sido arrestadas 14 personas en las comunidades autónomas de Murcia, Andalucía, Baleares y Cataluña. Durante los dos días que ha permanecido activo este dispositivo los agentes españoles han chequeado 8.105 vehículos y han sido identificadas 8.209 personas. En el dispositivo -denominado “Cycar”- han participado distintas fuerzas y cuerpos de seguridad de la UE, miembros de Europol, Interpol, Frontex y Sirene.

Sala de coordinación con sede en Europol

El objetivo de este operativo internacional estaba centrado en la localización, identificación e intervención de vehículos sustraídos, así como la detención de los responsables del tráfico ilícito de automóviles. Para coordinar todas las actuaciones se estableció una sala de control en la sede de Europol -La Haya-, en la que participó el Grupo de Tráfico Ilícito de Vehículos de la Comisaría General de Policía Judicial. Esta unidad fue la encargada de la coordinación a nivel nacional de los diferentes operativos desplegados en España.

Los controles realizados se centraron en el chequeo de vehículos susceptibles de ser traficados- prioritariamente coches de alta gama y maquinaria industrial- y en las principales rutas utilizadas por las organizaciones criminales para trasladar este tipo de bienes. Durante las dos jornadas en las que se desarrolló el dispositivo los agentes españoles chequearon un total de 8.105 vehículos, identificaron a 8.209 personas y comprobaron 8.370 documentaciones. La operación se saldó con la intervención de 86 vehículos de gama alta sustraídos y la detención de 12 personas.

Local de compra-venta de vehículos sustraídos en Italia

Igualmente, dentro del marco global de la operación “Cycar” en la localidad de Mataró (Barcelona), se detuvo a dos personas más, un hombre y una mujer de nacionalidades italiana y rumana, propietarios de un establecimiento de compra-venta de vehículos de gama alta que previamente habían sido sustraídos en Italia. Para comercializarlos en España, falsificaban la documentación y los elementos identificativos. En la mayoría de los casos ofertaban estos automóviles a través de diversos portales de Internet. En este concesionario se llevaron a cabo dos registros en el que se intervinieron cinco coches, diversa documentación y abundante material informático.

El operativo ha sido coordinado por agentes del Grupo de Tráfico Ilícito de Vehículos de la Brigada Central de Crimen Organizado de la UDYCO de la Comisaría General de la Policía Judicial.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.