Los empleados públicos de Baleares pararán el 14N

Los empleados públicos de servicios generales de Baleares secundarán la huelga general del próximo 14 de noviembre para mostrar su rechazo a las medidas aprobadas por la administración y que suponen una “pérdida de derechos económicos, sociales y laborales” para este colectivo.

Así se ha acordado este miércoles durante una asamblea, que ha reunido a cerca de 600 personas en Mallorca, 50 en Menorca y 30 en Ibiza. Además, durante este encuentro también se ha decidido llevar a cabo una manifestación a finales de noviembre, una jornada en la que también se realizaría una huelga parcial de dos horas.

Ésta última, cuya fecha todavía se encuentra por concretar, se realizaría un viernes y comenzaría en la Plaza España para pasar frente a la Vicepresidencia Económica y concluir frente al Consolat de Mar, donde se estará llevando a cabo el Consell de Govern.

RETIRAR UNA CANTIDAD DE DINERO DE LOS BANCOS

Así lo han revelado, en declaraciones a Europa Press, los representantes sindicales asistentes a la asamblea, quienes también han avanzado que en diciembre -probablemente el día 10- todos los empleados públicos retiren una cantidad concreta de dinero de las entidades bancarias.

Con esta acción, que pretenden que se lleve a cabo a nivel nacional, quieren reflejar que los bancos también son los causantes de esta crisis económica que sufren los empleados públicos, ha dicho el responsable de STEI-i de la CAIB, Miquel Gelabert.

Además, Jordi Crehuet, de UGT, ha detallado que el objetivo es que los empleados retiren de los bancos una cantidad de entre 200 euros y la cifra que cobran de nómina cada mes, “para que las entidades vean que si cobramos menos, ellas también van a dejar de gestionar”.

HUELGA DE CONSUMO EN DICIEMBRE

Por otro lado, también en diciembre se realizará una “huelga de consumo de forma forzosa” a consecuencia de la supresión de la paga extra de Navidad, ha dicho Gelabert.

En este sentido, Crehuet ha añadido que los empleados públicos “no vamos a tener dinero” para efectuar las habituales compras que se hacen en esas fechas y ha apuntado que, en el caso de que algunos trabajadores sí que dispongan de dinero para comprar, se les pide que no realicen compras durante ese mes para que se refleje de esta forma el malestar de los funcionarios con esta “reducción de la nómina”.

Los representantes sindicales han explicado que durante la reunión se ha abordado la posibilidad de emprender otras acciones como una huelga indefinida, aunque finalmente sólo se han concretado los actos como la manifestación, la huelga de consumo o la retirada de dinero de los bancos.

NO DESCARTAN MÁS ACCIONES

En cualquier caso, han añadido que no descartan llevar a cabo más iniciativas porque “esta guerra contra los empleados públicos terminará cuando el Gobierno y la troika europea entiendan que hemos salido de la crisis”. “Iremos tomando más medias en relación a las que tomen ellos”, ha dicho Crehuet.

“No se descarta -una huelga-, está en el aire, según los acontecimientos se realizarán asambleas y acciones unitarias”, ha manifestado el representante del STEI-i, quien también ha criticado que muchas de las medidas que la administración ha emprendido y que perjudican a este colectivo se han hecho “de cara a la galería” y no suponen “un ahorro económico”.

Finalmente, ambos se han mostrado “escépticos” con las cuentas públicas del próximo año, así como con las “medidas restrictivas” que puedan aplicarse con posterioridad “o con los decretos que recortan derechos o cuestiones económicas”.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.