Meliá concluye la primera fase del complejo Calviá Beach Resort

Meliá Hotels International da por concluida la primera fase del proyecto Calviá Beach Resort, consistente en la renovación progresiva y reposicionamiento de un destino maduro situado en la costa suroeste de Mallorca, en el núcleo turístico de Magaluf. Esta localidad de gran belleza, icono del turismo europeo durante las décadas de los 60, 70 y 80, había perdido competitividad durante los últimos años, experimentando con ello la caída de todos los indicadores socioeconómicos de la zona

El proyecto, abordado por la hotelera a través de la Joint Venture constituida con la sociedad Evertaas, pretende poner las bases de un nuevo modelo turístico que otros habrían de seguir, con los objetivos prioritarios de reposicionar el destino mediante la mejora del entorno y de la oferta e incrementar el valor y sostenibilidad económica y social de la zona, integrando Magaluf en el entorno privilegiado de núcleos costeros, marinas deportivas y zonas residenciales de lujo en el que se encuentra.

Meliá Hotels International y sus socios contaron con el apoyo de la Administración Balear y el Ayuntamiento de Calviá, que declararon el proyecto de “Interés Autonómico”, obteniendo con ello facilidades y mayor agilidad administrativa, y el compromiso de incrementar el estímulo a la inversión y las garantías a los inversores mediante una mayor seguridad jurídica. Gracias a todo ello fue posible finalizar en breves meses la primera fase del complejo y explotar los nuevos establecimientos durante una parte de la temporada de verano, a partir del pasado mes de junio.

La primera fase del complejo Calviá Beach Resort se ha centrado en la renovación y reposicionamiento de los cuatro hoteles situados en la primera línea de mar, afectando aproximadamente a un kilómetro de playa, pero las actuaciones previstas – a lo largo de 4 ó 5 años- incluyen reformas en otros hoteles, cambios de uso, peatonalización de un paseo de conexión, mejoras en la oferta complementaria y construcción de nuevas áreas y equipamientos urbanos, así como la progresiva incorporación del turismo náutico, de golf y deportes de fuera de temporada, etc.

Logros y retos

Tras su inauguración a comienzos del mes de junio, Meliá Hotels International hace balance de los primeros meses de funcionamiento de los hoteles Sol Wave House y Beach House, que junto a los negocios Wave House Mallorca – atracciones de olas artificiales – y el club de playa Nikki Beach Mallorca, han representado la auténtica “prueba de fuego” sobre la receptividad del mercado, y la viabilidad futura de proyectos privados que, como éste, apuesten por reinventar la oferta turística obsoleta, en colaboración con el sector público.

Los logros principales que Meliá Hotels International identifica en esta fase de lanzamiento y comienzo de la explotación serían, según la cadena hotelera:

Mayor integración y aprecio de la zona por la población residente y mercados emisores.
Generación de empleo (300 nuevos puestos de trabajo, más el mantenimiento de los ya existentes), mayor confianza empresarial y derrama económica de la actividad turística.
Captación de nuevos mercados y segmentos de cliente, mejora de perfil y nivel de gasto, que se traduce en: más de 43 nacionalidades de clientes, aproximadamente un 35 % de clientela rusa, y desplazamiento del liderazgo del mercado británico por los de España, Alemania y Rusia en la zona.
Mejora de la imagen, seguridad y posicionamiento internacional del destino (playa de Magaluf).

Uno de los grandes valores del proyecto ha sido la implicación de la comunidad local, a la que se ha mantenido informada y se ha escuchado en diversos momentos de su planificación y desarrollo. Los vecinos de los inmuebles afectados, los comerciantes o los taxistas serían así los colectivos más implicados, aunque la Compañía destaca la positiva respuesta social ofrecida, de manera prácticamente unánime, en las numerosas reuniones y jornadas de puertas abiertas realizadas.

Los mencionados logros justifican, en palabras del Vicepresidente y Consejero Delegado de la Compañía, Gabriel Escarrer, el mantenimiento de esta importante apuesta inversora en los próximos ejercicios, si bien, como él mismo indica, “existen todavía retos y aspectos críticos por los que debemos luchar, como es la extensión de las mejoras al conjunto de la oferta comercial y de Alimentos y Bebidas de la zona, y por supuesto, la extensión de la temporada hasta los 9 ó 10 meses, algo que necesita prioritariamente, de un incremento de la oferta de vuelos a Mallorca en invierno”.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.