La FEHM ha impugnado la subida de IBI en los municipios turísticos

La Federación Hotelera de Mallorca conjuntamente con las Asociaciones federadas está trabajando en la impugnación y presentación de alegaciones a las subidas de impuestos programadas por las administraciones locales, “ayer presentamos las alegaciones correspondientes al IBI de Alcudia donde se ha aprobado una subida del 40% para los inmuebles hotelero, haremos lo mismo con el resto de municipios turísticos”, apunta la Gerente de la FEHM, Inmaculada Benito.

La normativa dictada por la Administración General del Estado habilita a las Entidades locales a que puedan incrementar sus impuestos para mejorar su recaudación y reducir el déficit, lo cual están haciendo no sólo en el marco que contempla la ley sino ampliando el espectro aplicando subidas de hasta el 40 y el 50 por ciento. Municipios como Palma, Alcudia, Arta, Calvia, Sant Llorenç entre otros ya han presentado sus revisiones con efectos siempre negativos para las empresas de alojamiento.

“Los costes de las empresas se van incrementando exponencialmente año tras año, lo que supone una reducción de la rentabilidad al no contar con los mismos crecimientos en precios y por tanto una disminución del ingreso medio, las administraciones no están apoyando al tejido productivo para mejorar su competitividad y mantener empleo están solo aplicando medidas recaudatorias para incrementar ingresos sin valorar los efectos que puede tener para la economía” apunta la Gerente de la Federación Hotelera Inmaculada Benito.

“La salida de la crisis sólo se producirá si se produce un crecimiento económico que agite la rueda del empleo, para ello, para dinamizar el sector productivo no se pueden aplicar medidas dirigidas a incrementar sin ingresos mediante el castigo al tejido empresarial hotelero ya que los efectos serán perversos consiguiendo una ralentización aún mayor de la economía” añade la Gerente de la FEHM Inmaculada Benito.

A las subidas de tasas e impuestos se tiene que añadir las medidas fiscales aprobadas por la Administración General del Estado eliminando la libertad de amortización, las bonificaciones a la Seguridad social existentes y limitando la compensación de bases imponibles y otras deducciones por gastos financieros y fondo de comercio. En los próximos meses se quieren aprobar la limitación da las amortizaciones fiscalmente deducibles y la actualización de balances establecimiento un gravamen del 5% sobre la actualización, todo ello son medidas que unidas a la escasez de recursos para inversiones productivas pueden generar un colapso en la economía balear. “Nos preocupa que los PGE· 2013 no contemplen las inversiones en depuradoras que Mallorca necesita y que de no ser realizadas las inversiones previstas corremos el riesgo de poner en juego la competitividad país si se producen vertidos a las playas” apunta la Gerente de la FEHM, Inmaculada Benito.

“Hay que trabajar en reducir las cargas fiscales derivadas de tasas e impuestos que sufren las empresas nos encontramos ante una situación insostenible para la que debemos trabajar poniendo medidas correctoras que racionalizan dichos cargos. Solo con una mejora en la competitividad conseguiremos generar empleo” puntualiza la Gerente de la Federación Empresarial Hotelera de Mallorca.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.