Satse da la legislatura por perdida y el sistema sanitario en caída libre

“Da igual a quien nombren ahora, no será más que la mano ejecutora de economía, no nos importa”. El secretario general autonómico de SATSE, Jorge Tera, da la legislatura por perdida y el sistema sanitario en caída libre.

El Sindicato de Enfermería asegura que “dadas las circunstancias si la conselleria de Salud desaparece ni siquiera se notaría”. La dimisión de Antoni Mesquida viene a ser la confirmación de un recorte presupuestario sin precedentes que podría significar el fin del sistema. SATSE se pregunta en qué estará pensando el president Bauzá cuando declara que “lo importante es el proyecto, no las personas”, ¿Qué proyecto? ¿Cuál es la planificación? ¿Cuáles las prioridades?

Lo cierto es que los primeros 15 meses de legislatura ya se han basado en imposiciones basadas en cuadrar cuentas. No se ha preguntado, ni negociado, no se ha considerado la opinión de los profesionales del sector. “Antoni Mesquida ha sido un espejismo de cuatro meses, al menos respecto al Joan March y al General, pero no ha sido más que eso. El cierre de los dos hospitales es más que nunca inminente, ¿alguien se ha preguntado cómo han ido a trabajar hoy los empleados? El Govern trabaja con calculadoras, no con personas”. Jorge Tera advierte de la angustia que ya viven algunos de los profesionales. “No sólo empeora el sistema sanitario a marchas forzadas, sino que el personal va a trabajar con unos niveles de estrés nunca vistos”.

Y todo indica que va a ir a peor. SATSE entiende que tras la dimisión del conseller Mesquida hay una cuestión únicamente económica. Está claro que la intención del Govern es tener una mano ejecutora dentro de Sanidad a las órdenes de Economía que dé la cara y no cuestione las decisiones. “En ningún caso el nuevo titular defenderá los intereses sanitarios, ya hemos visto que esto no funciona así”, señala Tera. “La conselleria de Sanidad gestiona un tercio de los presupuestos de la comunidad, esta situación es un despropósito”.

SATSE reconoce que en Sanidad “hace tiempo que estamos restando”, pero a pesar del abatimiento, el desgaste y el desencanto con este Govern, el sindicato de Enfermería mantendrá firme su compromiso en la lucha por un sistema sanitario eficiente y de calidad.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.