La Fiscalía pide la retirada del pasaporte para Nadal a fin de evitar su fuga

El fiscal anticorrupción Juan Carrau ha solicitado la retirada del pasaporte, la prohibición de abandonar el territorio nacional sin previa autorización y la comparecencia mensual en los Juzgados para el expresidente de UM y exconseller de Turismo del Govern y exvicepresidente insular Miquel Nadal, con el objetivo de evitar su fuga, teniendo en cuenta su última condena a 4 años de prisión en el marco del caso Voltor, que se suma a los 2 años y 7 meses de otra causa anterior. De este modo, finalmente, no ha reclamado para él el ingreso en prisión.

De este modo, el fiscal ha pedido que se prorroguen las medidas cautelares que ya tenía por la anterior causa en el marco del caso Maquillaje evitando así un posible riesgo de fuga, en caso de que el otro Juzgado levantara las mismas medidas que ha solicitado esta mañana la Fiscalía.

Tras conocer las peticiones de la Fiscalía, Nadal ha manifestado que las aceptaba todas, por lo que, en este momento, el juez se encuentra decidiendo si acepta o no la petición del Ministerio Fiscal.

Así lo ha puesto de manifiesto el fiscal durante la comparecencia celebrada en la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Baleares, donde ha reclamado la necesidad de agravar las medidas cautelares que pesan sobre el exalto cargo ‘uemita’ para que no pueda fugarse.

El fiscal ha explicado que la petición “se formula en base a una serie de motivos que se exponen en el escrito, que básicamente consiste en que en esta causa, en esta pieza separada y con este Tribunal no existe ninguna medida cautelar adoptada contra el señor Nadal, y que, si por cualquier motivo, otros jueces o tribunales dejaran sin efecto las que están acordadas, nos encontraríamos en una situación de riesgo de fuga”, ha precisado.

Así, ha agregado que existe el riesgo de fuga porque hay una sentencia con una pena “importante y grave” de prisión acordada y además ha considerado que el riesgo se incrementa “precisamente porque ya hay sentencia y porque al mismo tiempo hay otra sentencia y hay otras causas”, con lo cual, ha dicho Carrau, “se multiplica el efecto o la posibilidad de pensar que le es más rentable a esta persona sustraerse a la acción de la Justicia”.

CONDUCTA PROCESAL

Para evitar este peligro, el fiscal anticorrupción, ha afirmado que “se entienden proporcionadas” las medidas solicitadas “fundamentalmente porque hasta ahora Nadal ha cumplido todas las medidas judiciales que se le impusieron”, como cuando estuvo obligado a comparecer diariamente en el Juzgado de Instrucción 2 y al haber cumplido en “todos los llamamientos y citaciones judiciales”.

“A la vista de esta conducta procesal, y de la existencia de una fianza en la causa matriz y de otras medidas cautelares en otros juzgados de instrucciones, no se han considerado necesarias otras medidas más”, ha sentenciado.

Por su parte, el abogado de Nadal, Miquel Arbona, ha constatado que las medidas solicitadas por el fiscal “no alteran para nada la situación actual que tiene Nadal en la pieza matriz”, y ha agradecido al Ministerio fiscal que haya tenido en cuenta que su defendido “ha cumplido siempre con todos los requerimientos y todas las citaciones”.

En este sentido, Arbona ha señalado que en este mismo procedimiento Nadal compareció el pasado lunes a recoger la sentencia “cuando hay otros imputados o condenados en esta causa que todavía no la han recogido”, al tiempo que ha remarcado el “cumplimiento escrupuloso y exquisito que siempre ha tenido Nadal”.

PENAS QUE SUMAN MÁS DE SEIS AÑOS

La petición de la Fiscalía se produce después de que la pasada semana la Audiencia condenase a Nadal, en el marco del caso Voltor, a cuatro años de prisión por auspiciar la contratación fraudulenta del exalcalde de Sóller Tomás Plomer por unos servicios que no le entrañaban trabajo alguno, pero por los que cobró 13.080 euros públicos como gratificación por las labores que sí había realizado en favor de la extinta UM.

Una pena que se añade a la que ya pesaba sobre él, dentro del caso Maquillaje, de dos años y siete meses por desviar, junto a Munar, un total de 240.000 euros a la productora que ambos controlaban mediante testaferros mientras eran máximos responsables del Consell.

Nadal es, además, el exalto cargo de Baleares que se encuentra imputado en un mayor de causas de corrupción: se trata, además de Voltor y Maquillaje, de los casos Son Oms, Can Domenge e Ibatur.

De hecho, uno de los jueces que le han investigado, Juan Ignacio Lope Sola, llegó a decretar su personación diaria en dependencias judiciales para evitar su fuga, una medida que cuenta como único precedente el del caso del exconcejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Palma Javier Rodrigo de Santos, quien tuvo que presentarse en dependencias policiales a diario en Madrid.

Junto a la anterior medida cautelar, sobre Nadal pesa además una fianza penal de 100.000 euros que le fue impuesta en el caso Voltor, centrado en un presunto desvío de fondos desde el Instituto Balear de Turismo (Ibatur) a entidades y personas afines a UM durante la pasada legislatura y en el marco del cual fue arrestado en febrero de 2010, mientras ostentaba los cargos de titular de Turismo del Govern y concejal en el Consistorio palmesano.

Sin embargo, no fue su única detención puesto que en junio de 2011 volvería a ser privado de libertad dentro del caso Ibatur, cuyas pesquisas se centraban hasta entonces en otro supuesto desvío de millones de euros públicos en la última legislatura de Jaume Matas, para posteriormente extenderse a la actuación de UM.

Nadal, quien tiene asimismo retirado el pasaporte y prohibido abandonar el territorio nacional sin autorización, se enfrenta por otro lado a una petición de seis años de prisión por el caso Can Domenge, a raíz del determinante papel que jugó en el proceso de venta de estos terrenos palmesanos por parte del Consell: la operación se fraguó por treinta millones de euros cuando el precio real del solar era de sesenta.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.