El dueño de Over Marketing acusa: “Quien tomaba las decisiones en el PP era Rodríguez”

Daniel Mercado, dueño de la empresa que está siendo investigada por una presunta financiación ilegal del PP balear y quien se ha prestado a colaborar en el marco de las pesquisas conocidas como caso Over Marketing -en alusión a su sociedad-, aseveró ante el juez José Castro y el fiscal anticorrupción Pedro Horrach que “quien realmente tomaba las decisiones en el PP” era José María Rodríguez, exdelegado del Gobierno y conseller de Interior en la última legislatura de Jaume Matas (2003-2007).

Así de tajante se mostró en la extensa declaración que la pasada semana prestó en dependencias de la Guardia Civil en Madrid, a la que ha tenido acceso Europa Press, al ser inquirido en torno a la campaña electoral de 2003 y más en concretó sobre el papel que en ella jugó quien fuese mano derecha de Matas, Rodríguez, quien se encuentra en el punto de mira de estas pesquisas después de que ya estuviese a punto de ser imputado en el marco de otra causa de presunta corrupción, el caso Andratx.

Mercado llegó a aseverar que pactó con Matas poder cobrar parte de los gastos “en B” -dinero opaco al fisco- y que el propio Rodríguez llegó a hacerle uno de estos pagos en las antiguas oficinas del PP. Es más, recordó que los presupuestos que presentaba a los exaltos cargos del PP eran supervisados por Rodríguez, ya que éste tenía “una gran experiencia en costes de campañas electorales”.

Precisamente, respecto a Rodríguez, los investigadores le exhibieron un documento con la anotación ‘Reclamar pagos pendientes: José María Rodríguez 80.000’, lo que, explicó Mercado, obedecía a que “este resto” se le tenía que abonar “en concepto de los servicios electorales”. “Consigné el pago para reclamárselo a Rodríguez porque entendía que en el organigrama del PP el señor Areal era un mero ejecutor, y quien tomaba realmente las decisiones era Rodríguez”, aseveró.

Rodríguez, exsenador por Baleares y exsecretario genera del PP en las islas, ya se vio las caras con la justicia cuando en junio de 2010 el juez Francisco José Pérez le citó como testigo en la causa de corrupción urbanística conocida como caso Andratx, para ser interrogado sobre si fue él quien alertó al exalcalde de Andratx Eugenio Hidalgo -quien cumple condena por este proceso- de que iba a ser detenido, todo ello la misma mañana de los hechos.

REUNIÓN ENTRE RODRÍGUEZ, MATAS E HIDALGO EN PRESIDENCIA

De hecho, tan sólo dos días antes -sábado por la mañana-, Rodríguez e Hidalgo mantuvieron varias llamadas para concretar la reunión que, por la tarde, mantendrían con Matas en la sede de la Presidencia del Govern balear, donde el expresidente insinuó al alcalde que algo iba a suceder en su Ayuntamiento y que, en ese caso, debía dimitir.

Al día siguiente, domingo, Hidalgo acudió al Consistorio para destruir documentos que posteriormente fueron encontrados por la Guardia Civil en la basura. Durante la declaración de Rodríguez, el magistrado le advirtió en varias ocasiones de que podía ser imputado por un delito de falso testimonio ante las contradicciones en las que el exconseller estaba incurriendo durante el interrogatorio.

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.