Font i Meliá presentan El Pi, Proposta per les Illes

Esta mañana se ha presentado El Pi, Proposta per les Illes, el nuevo partido surgido de la unión de Convergència per les Illes, Unió Menorquina, Nou Partit d’Eivissa y la Lliga Regionalista de les Illes Balears. En una rueda de prensa en el Casal Pelaires de Palma, se ha dado a conocer el nombre y el logotipo del nuevo partido político, así como algunos de los principios fundamentales que definen la nueva formación:

1.- El Pi, Proposta per les Illes nace como respuesta a la necesidad de articular una oferta política que conecte con un importante segmento de la población de las Islas Baleares situada en un espacio de moderación y de diálogo, que rechaza el dogmatismo, la imposición, las posturas inmovilistas y la preponderancia de la fuerza por encima de la razón. Este segmento social isleño se encuentra, hoy, huérfano de un auténtico referente político y El Pi aspira a llenar este vacío.

2.- El nuevo partido se define como una formación autonomista, de centro, con una clara vocación balearista y, por lo tanto, con la voluntad de integrar las cuatro Islas en un proyecto común, respetuoso con la autonomía de cada isla y decidido a acabar con el desencuentro histórico entre Mallorca, Menorca, Ibiza y Formentera.

3.- Este desencuentro se ha sido debido, en gran parte, a la imposición de una voluntad neocentralista por parte de Mallorca que, además de ir en contra de la letra y el espíritu del Estatut de Autonomía, ha condicionado negativamente, a lo largo de los últimos treinta años, la consolidación de este espacio balear; un espacio común que ahora, con el apoyo de los compañeros de Unió Menorquina y de el Nou Partit d’Eivissa, El Pi aspira a que sea finalmente una realidad.

4.- El Pi apuesta para canalizar el debate político isleño por nuevos cauces de diálogo, de investigación de amplios consensos y de renuncia expresa a la confrontación partidista por encima de la defensa de los intereses generales de la sociedad balear. La desafección creciente de ciudadanos isleños hacia la clase política evidencia la necesidad de hacer un y punto y aparte en la dinámica política actual y de introducir nuevos elementos que permitan recuperar para una desprestigiada clase política su condición de legítimos representantes de la voz de los ciudadanos a las instituciones democráticas.

5.- El Pi quiere proyectar su acción política en un doble frente. Por una parte, al ámbito interno interinsular, probando de aportar los elementos de diálogo, moderación y consenso expuesto en los puntos anteriores. Y por otra parte, reivindicando ante el gobierno central un tratamiento justo en relación a nuestra comunidad autónoma, especialmente en cuanto al aspecto fiscal, con el compromiso explícito de acabar con el drenaje de recursos económicos que históricamente ha llevado a término el gobierno central en nuestra tierra.

6.- EL Pi manifiesta su aceptación explícita del actual marco jurídico político que emana de la Constitución Española y del Estatut de Autonomía de las Islas Baleares, y aspira a desarrollar todas las potencialidades que, dentro de este marco, contribuyan a garantizar el progreso social, económico, político, cultural y de todo orden de los ciudadanos de las Islas Baleares, siempre desde la promoción de la lengua, cultura y tradiciones propias de esta tierra y apostando por la protección del medio ambiente a partir de modelos de crecimiento sostenibles y respetuosos con la preservación del territorio y del entorno natural.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.