En Inca Over Marketing trataba con Pere Roger

La exdirectora técnica de Over Marketing Enriqueta Sierra ha apuntado, en la declaración que este lunes ha prestado como imputada ante el juez José Castro, que la empresa de publicidad propuso al Ayuntamiento de Inca un trabajo, por valor de unos 300.000 euros, dirigido a potenciar mejoras en portavocía e imagen en el Consistorio, si bien finalmente ni el pago ni el taller fueron materializados.

Así lo ha puesto de manifiesto en la primera ronda de interrogatorios iniciada este lunes por el titular del Juzgado de Instrucción número 3 de Palma en el marco del caso Over Marketing, ramificación de la trama Gürtel en Baleares que investiga la presunta financiación irregular del PP balear y el presunto amaño de concursos desde la Administración pública, principalmente bajo el mandato del expresidente del Govern Jaume Matas.

Junto a ella han sido citados este lunes la imputada Encarnación Padilla, mujer del extesorero del PP Fernando Areal y cuñada de Matas, quien en estos momentos está siendo interrogada por el magistrado; así como el entonces jefe de la Unión de Gestión Económica de la Conselleria de Interior, Bartolomé R., en su caso como testigo.

Durante una comparecencia que se ha prolongado durante unas cuatro horas, Sierra ha sido interrogada por su intervención en diversos expedientes de contratación pública a través de Over, en facturaciones presuntamente ficticias y en el supuesto cobro de dinero negro a través de Over, de la que fue, entre 2005 y 2008, directora técnica de la Delegación de la mercantil en Palma.

No obstante, la encausada se ha desvinculado de cualquier tipo de ilegalidad ya que, tal como se ha definido, era una mera “técnica” en la empresa por lo que no sabía si se produjeron irregularidades en los expedientes gestados con el Ejecutivo balear y las distintas entidades locales con las que mantuvo contacto.

En cualquier caso, Sierra ha sido inquirido principalmente por su participación en el contrato rubricado en 2008 por el Ayuntamiento de Inca y Over, que acabó percibiendo 17.500 euros (20.300 con IVA) por unas encuestas sobre ‘la calidad de vida en Inca’ tras el presunto amaño de un negociado, en el que participaron una empresa vinculada a Over y la mercantil Cent & Ment, que presentó un presunpuesto superior a la cantidad legalmente permitida para concurrir a este tipo de procedimientos.

Al respecto, la inculpada ha señalado que los contactos en este contexto los mantenía mayoritariamente con el exalcalde y actual presidente del Parlament, Pere Rotger, si bien mantuvo reuniones tanto con el exprimer edil ‘popular’ como con el actual, Rafael Torres.

En relación con esta contratación, un informe de la Guardia Civil incluido en el sumario del caso Over y al que tuvo acceso Europa Press, revela cómo el expediente “adolece de todo rigor” al haber sido cursado como un contrato menor cuando la cantidad que le fue abonada ascendía a más de 20.000. El Instituto Armado incide así en la forma como fue supuestamente maquillada la contratación para darle forma de negociado en el que concurrieron otras empresas.

1 Comentario

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.