Claassen denunciará al presidente del Real Mallorca

El consejero del Real Mallorca, Utz Claassen ha recibido una rotunda negativa a su petición de convocatoria de un Consejo de Administración urgente para reformular las cuentas de 2011 y de 2012 y saber las consecuencias legales de la ruptura con el G30, en consecuencia ha puesto el asunto en manos de sus abogados para que procedan al respecto.

A Claassen le parece “absolutamente escandaloso y de todo irregular” que Jaume Cladera, con correo electrónico de fecha 31 de Octubre de 2012, haya negado y rechazado la convocatoria inmediata que había solicitado. En su opinión, “refleja una falta de respeto para los miembros del Consejo y probablemente también una equivocación profesional”. “La inexperiencia en gestión empresarial generalmente no puede y no debería justificar irregularidad sistemática”, opina Claassen.

Errores jurídicos de Coca

En una carta remitida a los consejeros del Real Mallorca, Claassen pone en evidencia los errores jurídicos de la entidad, y vuelve a preguntar a Cladera si el club ha solicitado una evaluación jurídica de la salida del G30 y cuales son los posibles resultados. Reitera que el Consejo tiene el derecho de solicitar la información, y pone en evidencia a Cladera al preguntrale, “como puede ser que Usted ha declarado públicamente que no éramos del grupo G-30 mientras que a la vez otros Presidentes de clubes le contradicen a Usted y enfatizan que las sesiones del G- 30 son filmadas y grabadas, con voz e imagen”. “Una situación como esta, me da vergüenza como Consejero, accionista y aficionado” afirma Claassen.

El consejero advierte a Cladera de que su negativa a reformular las cuentas de 2011 y 2012 provocan un riesgo de posible delito de falsedad en documento mercantil. Así revela en su carta que “un Consejero me ha informado por escrito que ya ha hablado con el auditor para incluir en la nota 19 las advertencias del G30 y de Mediapro, en el informe de auditoría”, y afirma que el presidente debería saber lo que pasa dentro de la institución.

Sobre la negativa a discutir de nuevo el presupuesto de 2012, Claassen argumenta a Cladera que “hay que reflejar los costes jurídicos adicionales del asunto G-30 en el presupuesto. Además, con la contratación de otro jugador, ya se han desviado las provisiones y planificaciones del presupuesto”. Claassen advierte a Cladera que con las pérdidas de 2011 y el desvío en el presupuesto de 2012 “el club podría entrar en liquidación”.

Denuncia a Cladera

Claassen concluye “¿Por qué no ha convocado reunión del Consejo sin demora? ¿Qué hay de temer? ¿Hay algo que ocultar? En mi opinión personal, transparencia es mejor que oscurantismo comunicación adecuada es mejor que silencio inadecuado, y información inmediata es mejor que actuar con demora. Como resultado final, Usted naturalmente tendrá que llevar y asumir la responsabilidad individual y posiblemente también sufrir las consecuencias de sus acciones y de su procedimiento institucional. Yo estoy cansado de tener que pedir evidencias en vano. Por ésto, paso el asunto a mis abogados.”

COMPARTIR

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.