Garzón dice en Palma que en los casos de corrupción, los jueces deben dar la talla

El exmagistrado de la Audiencia Nacional Baltasar Garzón, quien se encuentra en Palma con motivo del XXV aniversario de Proyecto Hombre Baleares, ha apelado a que se exija “una investigación exhaustiva y hasta las últimas consecuencias” en los casos de presunta corrupción que están siendo instruidos, al considerar que “si los jueces no dan la talla y se protege a quien más daño ha hecho, estarán actuando en perjuicio de la credibilidad y la transparencia”.

Así lo ha puesto de manifiesto durante su intervención ante los medios en el marco del acto ‘Voces para la vida’, organizado en el Museu Es Baluard de la capital balear, donde, al ser preguntado sobre el recientemente destapado caso Over Marketing en torno a la financiación supuestamente ilegal del PP, ha aseverado que “todo caso es importante” y en ellos “se deben facilitar todos los medios a la justicia y que la responsabilidad [de los investigados] se haga efectiva”.

Tanto es así que Garzón, acompañado por el periodista Iñaki Gabilondo y la escritora mallorquina Maria de la Pau Janer, ha exigido “el máximo rigor y contundencia” en la instrucción y enjuiciamiento de las distintas causas que afectan a políticos actuales o exaltos cargos.

El exjuez ha realizado estas consideraciones tras comentar en líneas generales el motivo de su intervención en el aniversario de Proyecto Hombre, acto en el que cada una de las personalidades invitadas ha hablado de los esfuerzos llevados a cabo en las distintas áreas a las que se han dedicado. En este sentido, Garzón ha puesto en valor sus “raíces” y “lo que supuso para una familia de clase media agrícola crecer en la ciudad para estudiar en la universidad”.

Del mismo modo, ha destacado el hecho de “tener la fuerza mental y la convicción en momentos difíciles para continuar trabajando en la línea que crees que debes seguir”, tras lo cual ha apuntado que la solidaridad ha sido “el motor que me ha sustentado en los anteriores ámbitos”.

En este contexto, al ser preguntado por si una persona necesita ganar el reconocimiento de los demás, el exmagistrado ha respondido tajante que no, como tampoco “debe buscarse”. “Esto también se puede encontrar en un apretón de manos o en un abrazo, que te llenan más que un premio falso en un acto donde hay muchas caras amables que en realidad no lo son”. “Los reconocimientos buenos son los de la gente auténtica”, ha sentenciado.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.