Banco Madrid quiere crecer en Baleares

Banco Madrid ha pisado el acelerador en las Islas Baleares, un mercado con más de 8.000 clientes potenciales de banca privada y un patrimonio superior a los 6.000 millones de euros. Para ello, la entidad, propiedad de Banca Privada d’Andorra (BPA), ha incorporado un equipo de banqueros privados con más de 50 años de experiencia conjunta en el sector. “Llegamos en un momento inmejorable a Baleares de la mano de un gran equipo”, sostiene Joan Pau Miquel, consejero delegado de Banco Madrid.

El mercado balear cuenta con un PIB por habitante superior a la media española y un tejido empresarial constituido por empresas familiares que se han convertido en multinacionales de diferentes sectores, entre ellos, el turístico, generando riqueza a su alrededor. No en vano, Baleares es la segunda región con mayor número de empresas por cada 1.000 habitantes, sólo por detrás de Catalunya. Además, la afluencia de residentes europeos, principalmente de Alemania y Reino Unido, que eligen las islas como lugar de jubilación le confiere un atractivo especial como mercado de banca privada.

Con más de 2.000 millones de euros en activos bajo gestión, Banco Madrid se encuentra inmerso en un plan de crecimiento en España para los próximos años, dentro del cual ha hecho una fuerte apuesta por el mercado balear. Su estrategia se apoya en unos sólidos ratios, únicos en el sector bancario español, aquejado por la crisis. La entidad presidida por José Pérez cuenta con un ratio de solvencia del 48%, un índice de morosidad que se sitúa en el 0,8% y un ratio de liquidez del 100%, unos niveles superiores a los de cualquier otra entidad presente en las Islas.

Dentro de los planes estratégicos del Banco, Baleares tiene un papel muy importante. El equipo local está dirigido por José Francisco Ibáñez, con una dilatada experiencia profesional de más de treinta años en banca, y que ha sido, entre otros cargos, director territorial de Baleares y Canarias de la CAM, y consejero de Sol Meliá, uno de los mayores grupos hoteleros del mundo. Junto a Ibañez, forman parte del equipo José María Zaforteza, que ha estado vinculado anteriormente a entidades como BBVA, Banca March o Barclays; mientras que Juan Reynés ha desarrollado labores profesionales en Barclays y Morgan Stanley, entre otros bancos.

La oficina de Palma depende de Arturo Barreda, subdirector general de Banco Madrid y responsable territorial de Catalunya y Baleares. Por su parte, Rafael Valera es el director general adjunto de la entidad.

Deja un comentario / Mallorca Confidencial no se hace responsable de los comentarios vertidos en su web.